Opinión
Guerra, violencia, miedo. PD

¿Da la sensación que cada semana, que cada mes que pasa la hebra se hace más compleja y más complicada, cuándo parece que tenemos un pequeño respiro al día siguiente, otra noticia o nota o dato que nos llena el corazón y la mente de tristeza? ¿Parece que hay grupos, colectivos, ideologías que lo que quieren es el constante chirriar de la realidad, el constante llevar al límite las situaciones, que parece que desean el enfrentamiento y la confrontación, sea dialéctica, sea de un tipo o sea de otro...?

Parto del hecho que no me considero un analista político, a lo sumo un comentador de cuestiones de filosofía política, parto del hecho que sé que no conozco toda la teoría política, y parto del hecho de que desconozco todas las conversaciones secretas o discretas que se estén realizando, menos aún todos los fines y motivos de todos los colectivos que están interviniendo en esta jugada de póquer o ajedrez nacional. Por último parto del hecho, de que un carro funciona con dos ruedas, dos ruedas al menos, es decir, desde la segunda guerra mundial en Europa, existe un equilibrio entre la izquierda y derecha y una alternancia moderada entre ambas.

Pero no podemos obviar algunas cuestiones, quizás con la semiesperanza, de quizás dar un poco de luz, aunque sea con una velita muy pequeña:

- Creo que es absolutamente necesario que la izquierda y la derecha moderada, se pongan de acuerdo, en temas no solo de Estado sino también de Gobierno, porque al final muchos temas de Gobierno son temas de Estado y viceversa.

Para eso deben convencer a sus partidarios, sean afiliados o sean votantes o sean simpatizantes, de la realidad de la realidad. No de los sueños de la realidad, que ya Goya, nos indicó "que la razón crea monstruos", diríamos que a veces, los sueños de la razón, crean monstruos.

Es absolutamente necesario que las fuerzas moderadas de un lado y de otro, converjan en fines concretos y con metodologías concretas. Que traspasen al lenguaje que sus afiliados lo comprendan. Porque el bien superior de la sociedad-Estado lo reclaman. El bien de las actuales generaciones y de las futuras...

- Considero que los medios públicos de comunicación, la televisión, debería crear una serie de programas, en el cual invitasen a los grandes economistas de este país, los grandes sociólogos, los grandes políticos, y que nos explicasen de verdad la realidad, la realidad de lo que sucede, la realidad de lo que puede suceder.

Existe una materia gris, suficientemente formada, y capacitada, de catedráticos de todas las materias de ciencias sociales, que nos pueden dar luz.

Es absolutamente necesario que nos expliquen la realidad de la realidad, la realidad de la verdad, la verdad de la realidad, y no los sueños...

De este modo el pueblo, yo soy pueblo, que no está o no estamos suficientemente formados en historia, economía, política, sociología, etc., nos abrirían los ojos. Porque en la calle, se oyen cada opinión e idea, que la defienden a muerte, que son crasos y gruesos errores que ya la ciencia social ha superado desde hace décadas.

Y estos grandes especialistas de las ciencias sociales, nos podrán explicar lo que es posible, y lo que no es posible, lo que es bueno y lo que es aparentemente bueno, lo que es real y lo que no es real, lo que es conveniente y lo que no lo es, lo que es ahora pan para hoy y hambre para mañana...

- Creo que relacionado con el punto anterior, grandes psicólogos y psiquiatras se les deberían realizar entrevistas y que nos enseñasen y nos mostrasen, como superar traumas y heridas, que puede tener la población, heredadas de abuelos a nietos y biznietos. Debidas no solo a acontecimientos personales, sino a acontecimientos históricos, sociales o políticos del pasado.

Da la sensación que existen muchas heridas, que se creían que estaban curadas, muchos traumas que rezuman, con razón o sin ello, todavía en nietos y biznietos. Y creo que si no se curan, o no se proporcionan instrumentos para curar esas heridas, creo que esto podría tener consecuencias imprevisibles e impredecibles...

Para eso estimo que entrevistas y conversaciones con los grandes maestros y catedráticos de psicología y de psiquiatría creo que podrían ayudar mucho, a las personas concretas que lo sufren, que pueden ser muchas, producidas por unas razones o por otras, por unas banderas o por otras, y desde luego curar esas heridas a nivel social. Quizás la sociedad ibérica necesita curarse heridas y traumas, y no hacer emerger o brotas otra vez las heridas y los traumas, sino curarlos...

- No olvidar que en el siglo diecinueve en España tuvimos tres guerras civiles, denominadas carlistas, y en el siglo veinte, ya saben que también otra. No sé, si siglos de reconquista y siglos de Inquisición ha llevado a este lugar del mundo, a estar en una constante desavenencia entre nosotros. No sé, si tenemos algo dentro de nosotros que nos lleva constantemente al enfrentamiento, en vez de la colaboración... Pero pienso que no debemos olvidar el pasado, aunque estemos lejos ahora de una situación similar, no empecemos a poner, semana tras semana, mes o mes, una piedra en el camino, otra piedra en el camino, un cristal, un hierro punzante..., porque la acumulación de muchas piedras no sabemos las consecuencias que terminarán teniendo... ¡Paz y bien!

http://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm © jmm caminero (23 agosto-05 sept. 2018 cr).