Opinión
Pedro Sánchez con Irene Lozano. EP

Habría sido inaudito, impnsable, chocante y casi antinatura que Alfonso Ussía hubiera dejado pasar la ocasión, porque la penúltima trastada del 'ockupa' Pedro Sánchez no tiene un pase.

Lo de "rescatar a una de sus chicas preferidas, Irene Lozano, para presidir la Marca España", es para el brillante escritor la gota que ha colmado el vaso de los "enchufes" del Gobierno Sánchez y lo hace en tiempo récord.

Recuerda este 11 de octubre de 2017, con no poca ironía , el siempre mordaz Ussía en su columna de La Razón, "su anterior presidente, Carlos Espinosa de los Monteros, un prestigioso empresario, ha percibido 0 euros (cero), en compensación a sus años de brillante trabajo".

"Sin embargo, Irene Lozano cobrará 70.000 por ocupar una presidencia para la que no está preparada".

Ussía aprovecha para cargar duramente contra el líder socialista a golpe de sarcasmo:

"Resulta curioso que sepamos lo que percibirá la periodista, antigua diputada de UPyD y enchufada de Sánchez en su nueva andadura, y nada sepamos del sueldo que gana por salvar a los africanos Begoña Gómez en la empresa privada que se ha sometido a las presiones, los caprichos y las indudables ventajas subvencionadas que procura el poder".

"La tercera de las chicas de Sánchez es la ex comandante Zaida Cantera, íntima de Irene Lozano, que soñaba con unas Fuerzas Armadas sin jerarquías. La bella ex militar es otra de las debilidades del doctor en dudas, y será reclamada en pocas semanas para presidir cualquier cosa, como está mandado. Me atrevo a proponerla para dirigir el CNI". 

Les llama las "mosqueteras" y propone a una cuarta, Dolores Delgado, como D'Artagnan y pide "emitir una serie filatélica dedicada a ellas:

"Un sello, de 0,50 euros de valor facial con Zaida Cantera. Un segundo, de 0,75 euros con Irene Lozano. El tercero de 1,50 euros con la efigie de la ministra reprobada, y el último, más grande que los tres anteriores y con un valor facial de 5 euros, con Begoña Gómez con un fondo de poblado Masai, o Bantú o Bosquimano. Este último sello, en multicolor, para establecer los requisitos que marcan las diferencias".

"La Fiesta Nacional de España ha borrado la palabra y el concepto de España, el presidente de los empresarios españoles se dedica a visitar a presos golpistas, y el amigo Maduro ha dispuesto el asesinato de un contrincante político encarcelado, y todos callados. Para que luego digan que España está en crisis y los Derechos Humanos en entredicho".