Opinión
Pilar Rahola y Xavier Sardá.

Me da que el Sardá y Cía,
Ni al PP ni a VOX ven con buenos ojos,
Lo cual aún mejor diría
Que les tienen tal manía,
Que a Casado y a Abascal no dejan cojos
Porque no pueden estos malditos Rojos;

Con sus agallas de arpía
Unos, y otros más molestos que piojos,
No hay sábado sin porfía
Con quienes sabia y fría-
mente les previenen que lo que hoy antojos,
Como sigan así, mañana despojos;

Convertidos en jauría,
El que más ladra para causar enojos,
Es el Citora, quien fía
A su profunda asopía
El poder poner cada noche de hinojos
A Marhuenda, Inda y Vidal, sin sonrojos,

Lo que no se cree ni su tía;
Caña hueca que se agita en los rastrojos
Del Rojerío, hoy día
Difunde la teoría
De que mutarán en gozos los congojos,
Si a su estupidez le abre los cerrojos;

Dado a romper la alcancía
De sus ideas, como plagas de gorgojos,
Tal es su enorme osadía,
Devoran la Fiscalía
Y la Judicatura, porque añojos
De ira superan de la ley los viejos arrojos.