Opinión
Pedro Sánchez

No puede valerse de su poder para desestabilizar lo que se la logrado mantener en este país durante mucho tiempo, estrujando a la clase trabajadora con unas decisiones salomónicas siempre con un resentimiento impropio de una persona humana olvidándose del daño que ocasiona a la clase media, y lo que es peor, a los más necesitados que ven cada día que pasa que es más difícil mantener a sus hijos porque no ven un futuro claro.

Se está portando como un mal hijo dando un mal ejemplo a su familia con las decisiones que está tomando en contra de la voluntad de los españoles ganándose cada vez más enemigos y llevando al socialismo a la ruina a pesar de las encuestas que hace el Sr. Tezanos de las cuales se mofa en su bodega de la Moncloa alegrando su vida con algunos brindis.

Los diagnósticos que transmite no convencen a nadie, cuando sus enfermeras/as tratan de aliviar a los pacientes con fármacos que en algunos casos alivian su enfermedad pero no consiguen curar su malestar, porque cada vez que sale un enfermero/a, para explicar su diagnóstico, nos cuesta entender sus medidas sin sentido que no llega a entender la gente de la calle.

El socialismo esperaba una revolución social y económica de este país al darle la confianza Dr. Sánchez, pero nunca se imaginaban la desastrosa gestión reforzando su persona haciéndose fuerte ante los que le apoyaron, intimidando a un socialismo tomando las medidas que le parece sin importarle nada, como si fuese un dictador.

Con la ocurrencia del "relator "- que yo le llamaría "delator "- no hace más que encender la mecha. esperando que alguien la pueda apagar antes de que explote, llevándose por delante a los que menos culpa tienen por sus avatares políticos nefastos de unas conversaciones con los independentistas que siempre terminan con concesiones y propinas que pagamos los demócratas y que no parece que les duela a los socialistas que como nosotros dependemos de un salario o una pensión.

De lo que fue el principio de intentar la independencia de los catalanes con la huida de una parte de los sublevados, la aplicación del 155, los políticos detenidos, etc., hasta lo conseguido al día de hoy se le debe al Dr. Sánchez y su equipo que durante este tiempo han estado metiendo goles a su antojo siempre dialogando engañando a los españoles sin contar verdaderamente las concesiones y todo ello por mantener el sillón de la Moncloa para que le apoyen los presupuestos, lo que le mantendría en el poder hasta el final de la legislatura.

Cada vez que sale una enfermera para explicar su diagnóstico, nos cuesta entender sus medidas y tememos que si tienen que hacer una operación nos cueste la amputación de algún órgano. Léase detenidamente el artículo "La sombra del traidor " publicado por el prestigioso periodista Alfonso Ussia, en el cual hace una clara realidad de su comportamiento y toma de decisiones que en esta España que la está manejando a su antojo de forma traidora.

No Dr. Sánchez la gente está harta de su forma de gobernar y se pregunta, que daño le ha hecho este país para que se comporte de esta manera, y vuelvo a decirle a mi pesar que cuando termine su legislatura no va a encontrar a nadie que le acompañe de paseo aunque sea para tomar unas cañas.

Uffff... que castigo innecesario.