Opinión
Pedro Sánchez (PSOE) y el libro 'Manual de Resistencia'. EP

La semana pasada apareció en la prensa una noticia, que nos dejó boquiabiertos. El presente del gobierno por accidente, va a publicar en breve un libro, titulado "Manual de Resistencia". Lo primero que pensamos es ¿cómo es posible?, ¿de dónde saca el tiempo? Entre desgobernar y viajes se le van todas las horas del día. Por otra parte, y que se sepa, no es un genio con un coeficiente intelectual tal, que le permita hacer en poco tiempo lo que a la gran mayoría de los mortales les sería imposible.

Lógicamente la noticia causó expectación, y algunas gentes indagaron sobre el tema, encontrando cosas curiosas.

En primer lugar, el título es una copia textual, salvo la palabra inicial, del de un libro de un profesor universitario publicado hace tres años, "Contra política: Manual de Resistencia". Quizás ignorase la existencia de éste último, o puede que una persona que, según todos los indicios, no demostrados falsos, plagió mayoritariamente su tesis doctoral, considere tal hecho una menudencia.

Nosotros confesamos abiertamente que nos basamos en tal título para encabezar nuestras reflexiones.

Por otra parte inmediatamente un conocido periodista, dando la cara con nombre y apellidos, afirmó en un artículo, que el libro lo escribió en verdad "una negra" (como se conoce en el argot literario), que actualmente tiene rango y sueldo de secretaria de estado, y que cuando lo intentó publicar, hace algún tiempo, se lo rechazaron por malo. Según las últimas informaciones sobre el tema, el libro es una especie de autobiografía, basada en conversaciones entre "el autor" y "su negra", siendo esta la que les dio forma literaria.

Esperamos a que cuando se publique, si alguien lo lee, nos informe más detalladamente, pero opinamos que salvo craso error, será más provechoso e instructivo para cualquiera, emplear su tiempo en ver una película de los Hermanos Marx.

No sabemos cómo le han sentado las críticas al nuevo literato, aunque suponemos no le preocupen, pues estará muy ocupado con lo que se le avecina la semana que empieza. Va a tener que echar mano de su manual de resistencia.

Po un lado está el tema de la aprobación de los presupuestos, lo que tiene bastante negro. Los separatistas, tanto catalanes como vascos, quieren su peaje. En caso de no conseguir su aprobación, siendo coherente con sus declaraciones, no pretenderá gobernar con los prorrogados de 2018, que en su opinión son pésimos, y cumpliendo su palabra (?) presentará una cuestión de confianza.

Otro asunto que tiene pendiente es su anulada, casi a última hora, negociación con los separatistas catalanes. Son difíciles de creer las razones que dio la vicepresidenta. Si no se pusieron de acuerdo sobre la figura del relator (RAE "Persona que en un congreso o asamblea hace relación de los asuntos tratados, así como delas deliberaciones y acuerdos correspondientes"), le sugerimos que prescinda de la misma y retransmita en directo por televisión la reunión. Así todos sabremos lo que han dicho unos y otros, y no habrá lugar a malentendidos, dimes y diretes. Es una posibilidad, dado que se olvidó o le conviene olvidarse de lo que dijo el 11 de octubre de 2017 que "el Congreso de los diputados es el perfecto mediador". ¿Se habrá vuelto imperfecto el Congreso? Con él en él, es posible.

Lo comentado choca con el compromiso adquirido por este gobierno, por boca de su presidente, al llegar al poder, que iba a ser un ejemplo de transparencia y de regeneración. Quizás para imitar a su jefe, y sepamos lo que nos espera, sus componentes deberían escribir o alquilar un "negro" o "negra" que les escriba un "Manual de Indignidad" y seguirlo. Les cedemos el título.