Televisión, televisor, televidentes, audiencia y medios.

PD

La televisión pública es necesaria

clipping

Los telediarios reality de TVE

Cristóbal Valladolid, 29 de marzo de 2015 a las 08:14

La televisión pública es necesaria, siempre lo he creído, y además creo que debe ser completamente dependiente del Estado, sin publicidad que condicione su imparcialidad, ni corrompa el mercado publicitario con una competencia desleal.

Cuando hay una pluralidad de televisiones privadas, la pública debe ser la de referencia en cuanto a la calidad de las noticias, y donde se den todas las noticias y el sitio donde el público encuentre la noticia objetiva sin contaminación partidista, ni de otro tipo.

No es exactamente lo que ocurre aquí y no voy a hablar de la independencia de TVE porque siempre ha sido la televisión del gobierno de turno, este es un capítulo de difícil solución y que quizás no se arregle nunca, pero por lo menos, ya casi no hay publicidad y aunque nadie se ha atrevido a sanearla económicamente, tampoco es ese el principal problema, el problema es que aunque ya no viva de publicidad, no ejerce de televisión pública, los informativos llevan tres o cuatro noticias, mas los deportes y el tiempo. Si alguien quiere enterarse de lo que pasa en el mundo tiene que ir a la BBC, o a otros medios.

Parece que quienes planifican los informativos, lo hacen con la vista puesta en ganarle audiencia a las otras televisiones y en lugar de dar todas las noticias, de forma objetiva, solamente dan unas cuantas, las que creen interesan mas, eso si, aliñadas con la salsa necesaria para atraer a la audiencia mayoritaria, como la si necesitasen, como las privadas, para atraer publicidad y justificar sus tarifas. Para eso no hace falta televisión pública, máximo cuando se despilfarra, las privadas son mucho más eficientes y no cuestan nada al contribuyente.

Ha ocurrido una tremenda desgracia, 150 personas han muerto en un lamentable y extraño accidente de aviación que ha causado un gran impacto. Los medios lo han difundido ampliamente, como debe ser dada su relevancia, aunque muchas cosas, no se comprenden, ¿que relevancia tiene como noticia, el sufrimiento de los familiares de las víctimas?, bueno, las privadas piensan que ello trae audiencia, y aunque algunos no creamos en la moralidad de eso, tampoco podemos decir nada, pues se comprende que tengan necesidad de una audiencia que garantice sus ingresos publicitarios, de los que viven.

Pero lo que no tiene justificación, ni perdón, es que al día siguiente del accidente de Germanwings, cuando ya se conocía casi todo, el telediario de la noche de TVE, consumiese mas de 40 minutos de su tiempo que son 60, haciendo conexiones con distintos enviados especiales, informando puntualmente, uno tras otro, de los movimientos de los familiares: cuantos estaban en el lugar del suceso, cuantos se habían trasladado ya a Barcelona, donde se alojaban muchos de los familiares que aguardaban informaciones, entrevistas a los propios familiares, al director del hotel de Castelldefels donde se alojaban algunos familiares, entrevistas sobre los familiares al alcalde y su mujer del pueblo cercano al accidente, familiares poniendo flores en un monolito etc.

¿Son esas todas las noticias que ocurren en España o en el mundo? ¿es necesario que la gente sepa y vea, cuanto sufre un padre o una madre, cuando pierde a un hijo, o a su conyuge, o a su padre?, creo que todo el mundo se imagina o sabe lo mal que se pasa cuando algo así ocurre, ¿es necesaria una televisión pública tan cara para que nos convenza de ello?

Y de paso que el resto del telediario consista en dos escuetas noticias contra reloj, y el fútbol.

Y luego, para más INRI, los principales programas informativos se van de vacaciones en verano y navidades, como si toda España se fuese de vacaciones y las noticias dejasen de importar.

Quizás sea por falta de personal. No creo.

No es broma



Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05