El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Que quiénes un engendro han engendrado?

 

¿QUE QUIÉNES UN ENGENDRO HAN ENGENDRADO?

(¿DEVENDRÁ EL INTERÉS EN “RES DE RES”?)

“Ya lo dijo el sublime Jesús. Solo hay una regla segura para juzgar a los hombres: el fruto”.

Santiago Ramón y Cajal, en “Charlas de café” (1920).

Como no lo puedo asegurar, de manera concluyente, de modo tajante, porque no he conseguido (no he podido) acceder a sus respectivas conciencias, me limitaré a aseverar lo que sí puedo: puede que no fuera ni una pretensión o propósito ni una voluntad, pero ahí está el hecho o resultado, el inútil y pocho fruto. Los políticos patrios actuales (sobre todo, sus dirigentes o líderes, a quienes los que han osado rechistar o refutar ya están fuera de la formación o el partido) han contribuido con sus acciones u omisiones, a engendrar un engendro. ¿Acaso la cuarta convocatoria de comicios generales en cuatro años no cabe ser vista así, como la consecuencia o el corolario de una obra mal concebida y peor resuelta, o sea, el mentado engendro?

¿Los políticos patrios actuales (me refiero a los guías, a los que manejan realmente el cotarro) con su (¿improcedente?) proceder han engrandecido o ennegrecido España? Si engrandecer significa haber hecho todo lo posible para engrasar y limar asperezas al objeto de lograr la formación de Gobierno y que este echara a andar y su engranaje funcionara correctamente, parece que la han ennegrecido y no la han engrandecido ni se han engrandecido ellos a sí mismos, porque no se han ganado o merecido una dignidad o un grado superior al que ostentaban o del que partían.

Estoy plenamente convencido de que los españoles hemos sido convocados a nuevas elecciones generales el 10-N por este cochino motivo, interés de parte o de partido, no general. Quien no ha salido airoso del brete o trance, conformar Ejecutivo, ¿ha pensado que hacía autocrítica cuando afirmaba que los ciudadanos debemos ser más claros? Quienes tienen que aclararse las ideas, arguyo, no son los electores, sino los elegidos, que acaso, por sus evidentes incompetencia e incapacidad, no deberían ir (ergo, menos aún repetir) como elegibles en las listas (más bien, tontas) electorales que los partidos aprobaron y presentaron otrora.

   Ángel Sáez García

   angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído