Pacos

Paco Sande

Ese hombre podría haber sido yo.

Hoy mientras venia en el coche, traía sintonizada en la radio la cadena “esRadio” con el programa de Luis Herrero, “En casa del herrero”.
Y venían hablando de los terribles acontecimientos que se están desarrollando en el Aiún, donde, al parecer, ha habido graves enfrentamiento entre las tropas marroquíes y los saharauis, al tratar estos últimos de impedir que aquellos desmantelasen un campamento saharaui.
Y, entonces, conectaron con un ciudadano saharaui que arriesgando su integridad física, transmitía, vía móvil, parte de lo que allí estaba sucediendo.
Y, literalmente, esto fue lo que digo: El Sahara es la 51 provincia española y Marruecos se quiere adueñar del Sahara y España no hace nada. El Gobierno Español nos ha abandonado a nuestra suerte.
El Caudillo siempre nos defendió hasta la última gota de sangre, pero luego, tras su muerte, el Rey y España se han olvidado de nosotros.

Hasta ahora, yo, cada vez que oía algo sobre le Sahara y sus conflictos con Marruecos, solía pensar, casi con desdén, ¡no queríais la independencia, pues ya tenéis la independencia!
Y recordaba que, en 1975, aprovechando que Franco se moría, Marruecos y el “Frente Polisario”, con la connivencia y el apoyo de los Estados Unidos organizaron la “Marcha Verde” en pro de la independencia del Sahara. Y la patulea que Franco dejaba detrás, esperó a que éste se muriese, pues todavía temían que saliese del coma, y justo cuando el Caudillo expiraba, cuando estuvieron completamente seguros de que Franco no salía de aquella, firmaron los “Acuerdos de Madrid”, por los que España cedía la “administración” del Sahara a la Yemaá Saharaui, Marruecos y Mauritania. -Era el 14 de noviembre de 1975, Franco muere seis días mas tarde, 20 de noviembre de 1975-.
Y antes de eso, el independentista “Frente Polisario” le cortaba alegremente el cuello a cualquier soldado español que cállese en sus manos, todo por la independencia.
Pero hoy al oír a este hombre he cambiado de parecer.
He pensado que hace 35 años en el Sahara, habría habido independentistas, pero quizás, también, habría habido muchos que se sentirían y desearían seguir siendo españoles.
Igual que hoy ocurre en Galicia, donde hay una pandilla de mamarrachos que quieren la independencia de Galicia. Pero también hay muchísimos mas, como yo, que nos sentimos españoles y queremos seguir siéndolo durante toda nuestra vida.
Pero… ¿Qué pasaría si un día, estos intolerante y fanáticos nacinalistas-separatistas, se saliesen con la suya y Galicia se separase de España?
Ese hombre podría haber sido yo.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

AURICULARES

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído