Pacos

Paco Sande

Si gana “Podemos”, vamos de cabeza a hacerle compañía a Grecia.

Nombrar Grecia, nunca fue para nadie sinónimo de eficiencia financiera, ni mucho menos país adelantado, aunque a todos nos suene como padres creadores de lo que conocemos como democracia.
Pero lo que está ocurriendo en ese país últimamente, es un drama griego, y nunca mejor dicho.
Luego de ser molidos durante los últimos siete años, luego de dos rescates y ya cuando, al igual que España, Portugal e Irlanda, parecían haber tocado fondo y comenzado a tener algo parecido a una base que le permitiese salir del atolladero, aparece el partido flauta de Syriza, prometiendo, que si los votaban a ellos, en un abrir y cerrar de ojos, sin casi ningún esfuerzo, pondrían a los eurócratas en su sitio y para Grecia se habrían terminado las penas.
Y los griegos lo creyeron, al igual que muchos aquí en España, creen a Iglesia y su “Podemos”, y votaron al partido Syriza, con Tsipras como presidente, que destruyeron en siete días, la pequeña base que había llevado siete años de penuria en construir.
Y lo que siguió y sigue, es de puro cuento, viajes y reuniones y mas viajes y reuniones, del ministro de finanzas griego, Vaorufakis, con los gerifaltes de la Unión Europea y que, un minuto todo está arreglado y al siguiente que la cosa se ha puesto peor, hasta llegar al extremo de que a Grecia ya no le presta dinero ni el mas «ludópata» de la bolsa borracho de güisqui de garrafón y todo aquel que tiene cuatro duros en un banco griego lo retira corriendo y huye de Grecia como de la peste hasta que la cosa se pone tan mal que aparece el temido y temible “corralito”.
Y el tal Tsipras en un ataque agudo de pánico, celebra un referendo preguntándole a los griegos si aceptan, o no, las condiciones de la Unión Europea, y gana el no, total, pensaron, de perdidos al rio.
Y, aunque ese no, dejó a más de un griego compungido, se veía un montón de gente, riendo, gritando y saltando de alegría, como si les hubiere tocado la lotería.
¿Pero que celebran estos?, piensa uno, si mañana van a seguir, con la misma deuda, con el mismo corralito y en la misma ruina, por dios.
Y, efectivamente, ahí están, Grecia pidiendo un tercer rescate y Tsipras, aceptando todas las condiciones de austeridad que la Unión Europea les imponga y Europa, sin fiarse de ellos ni un pelo.
Y ya hay por ahí voces de sirena criticando lo que hace Tsipras, y que ya es hora de poner las cartas sobre la mesa y decirle no a los eurócratas.
Quizás, quizás. Quizás sea necesario aclarar algunas cosas con la Unión Europea.
Por ejemplo, que si tenemos la misma moneda, y pagamos los mismos impuestos, también el coste del dinero para pagar esa deuda tiene que ser igual para todos los países miembros, que no es normal que un país “rescatado” pague por su deuda un siete por ciento o a veces mas y países boyantes como Alemania o Holanda, todavía cobren por el dinero que le prestan.
Y eso, eso tiene que mirarlo en BCE.
Pero los griegos, y todos los demás también, deben comprender que el dinero no cae del cielo ni nace en los arboles, ni puede reproducirlo ningún progre perro flauta con aires de mesías redentor.
Y que la Unión Europea es un club, donde está la elite, y el pertenecer a ese club en el que se está muy cómodo, cuesta dinero y hay que pagarlo o, elegir la otra opción, dejar el club y volver a tu antigua moneda, la Peseta, el Dragma, o lo que sea, y dejarse ir hasta tocar fondo y luego, poco a poco y cada cual a su ritmo, tratar de seguir a los del pelotón. Volverás a ser el país atrasado que eras hace veinticinco años, pero no tendrás que dar cuentas a nadie de tu miseria.
En una entrevista que Pedro Piqueras hizo a Rajoy, aquél le preguntaba a éste: Usted cree que el problema de Grecia puede afectar a España?
Rajoy: El problema de Grecia va a afectar a España, igual que va a afectar a toda Europa, mas a los griegos, pero a toda Europa y, si en España no se hubiesen tomado las medidas que en su momento se tomaron, ahora podría verse mucho más afectada y con problemas muy serios. España en este momento está preparada para aguantar una contingencia como esa sin sufrir un descalabro.
Piqueras: Pero usted cree que en España se pueda volver a dar una recesión, cree que podemos llegar a sufrir un “corralito” como ocurre en Grecia?
Aquí, Rajoy se fue por los cerros de Úbeda, -al contrario que haría Sánchez o Iglesias, pues cualquiera de ellos diría que si, al menos que ellos saliesen elegidos-.
Pero yo contestare por él: Si, se puede llegar a donde está Grecia, si el próximo Gobierno lo forma el PSOE y, el señor Sánchez, o quien sea que represente en ese momento la cara visible de ese partido, no se anda con cuidado, se pone a hacer el Zapatero, y deshace lo que con tanto trabajo hemos hecho en los tres últimos años. Esto es, si el PSOE ganase las próximas elecciones, repito!.
Si por el contrario, las elecciones las gana “Podemos” denlo por hecho, vamos de cabeza a hacerle compañía a Grecia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído