Amsterdam & Partners no ha mostrado señales de estar interesado en abandonar la defensa del régimen chavista

La amenaza de Juan Guaidó y EEUU a los abogados que quieren defender a Nicolás Maduro contra las sanciones

La amenaza de Juan Guaidó y EEUU a los abogados que quieren defender a Nicolás Maduro contra las sanciones
Nicolás Maduro PD

Nicolás Maduro está desesperado por eliminar las sanciones de Estados Unidos y otros países de la comunidad internacional. Un alto funcionario del régimen chavista contrató a Amsterdam & Partners, un bufete de abogados radicado en Washington y conocido por representar a Turquía ante las presiones de la Administración de Donald Trump.

Hasta la fecha, el abogado Bob Amsterdam se negó a comentar sobre la naturaleza del trabajo para el Inspector General de Maduro, Reinaldo Muñoz, por lo que sólo llego a decir que se centraría en sanciones y cuestiones de derechos humanos. Una situación que ha tenido su inmediata respuesta tanto del gobierno encargado de Juan Guaidó como de Estados Unidos.

La Procuraduría Especial de la República de Venezuela advirtió este lunes 24 de febrero al bufete de abogados Amsterdam & Partners que no puede aceptar contratos vinculados al régimen de Nicolás Maduro, ni ningunos de sus funcionarios. ¿El motivo?, que “Nicolás Maduro no tiene ninguna autoridad para contratar abogados en nombre de Venezuela”.

La advertencia de Juan Guaidó llega justo después de que Rick Scott, senador republicano por el estado de Florida, asegurase que no dejará pasar la decisión de la empresa de trabajar con el régimen. Sin embargo, el bufete de abogados Amsterdam & Partners ya mostró su deseo de permanecer en el caso: “No vamos a doblegarnos a los dictados políticos de Florida”, dijo Amsterdam. “Pero no me gusta cuando a las personas se les niega la representación”, agregó.

Desespero chavista

Este es el segundo intento del régimen de Maduro en menos de un mes de encontrar un cabildero que se enfrente con la administración Trump para impulsar el diálogo y el fin de las sanciones.

La firma anterior, Foley & Lardner, rescindió un contrato de cinco meses por 12.5 millones de dólares luego de que Scott en una carta instó a sus colegas del Senado a boicotear la firma.

En una presentación ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Foley dijo que había transferido a Amsterdam & Partners todos los fondos, un poco más de 1 millón de dólares, que recibió de su cliente.

Foley había contratado al influyente cabildero Robert Stryk como parte de su equipo legal, pero no estaba claro si el exasistente del Congreso, cuyo negocio se había disparado bajo la administración Trump, también trabajaría con Amsterdam.

Cuando fue contactado, Scott reiteró que no trabajaría con nadie que represente a Muñoz o Venezuela.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído