El informe anual sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado desvela la barbarie bolivariana

Lapidario informe de EEUU sobre Venezuela: ejecuciones extrajudiciales y torturas chavistas para mantener el poder

Lapidario informe de EEUU sobre Venezuela: ejecuciones extrajudiciales y torturas chavistas para mantener el poder
Nicolás Maduro y Delcy Rodríguez PD

Estados Unidos no se ha olvidado de la crisis humanitaria y política de Venezuela. En la presentación del informe anual sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado se ha analizado la situación que ocurre en países como Cuba, Venezuela, Irán y China. Un documento que demostró las barbaries que realiza la dictadura bolivariana a cambio de mantener el poder.

Es importante recordar que este documento sirve de guía al Congreso estadounidense para determinar la ayuda exterior que se concede a cada país.

El Departamento de Estado acusó al régimen de Nicolás Maduro, al que se refiere como «antiguo régimen», de «significativas» violaciones a los derechos humanos, como ejecuciones extrajudiciales y torturas por parte de las fuerzas de seguridad.

Como ya ha dicho anteriormente, Estados Unidos consideró que el apoyo de «cientos» de agentes de las fuerzas de seguridad cubana ha permitido a Maduro mantenerse en el poder y ha impedido que sea sustituido por el líder opositor Juan Guaidó, considerado como presidente interino por medio centenar de naciones.

Cuba

Con respecto a la dictadura cubana, la Administración de Donald Trump condenó la existencia de «presos políticos» y puso de ejemplo el caso del disidente José Daniel Ferrer, líder del grupo disidente Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), que está preso desde octubre pasado por una supuesta agresión a otro hombre, un cargo que sus allegados niegan.

«El nombre de José Daniel Ferrer aparece 17 veces en este informe. Él es uno de los miles de presos políticos que durante años han sido arrastrados, encadenados y golpeados a manos del régimen. Mañana será sentenciado por una corte cubana», dijo el secretario de Estado de EEUU, que consideró que los cargos en su contra son «falsos».

China

Finalmente, el Departamento de Estado criticó el uso por parte del Estado chino de técnicas destinadas a «vigilar a los disidentes políticos» y que van desde el reconocimiento facial hasta el uso de aplicaciones móviles.

En el informe se detalla que las autoridades de la región noroccidental china de Xinjiang han «expandido» los «campos de reeducación» para miembros de minorías musulmanas como los uigures y kazajos.

«Medios internacionales, organizaciones de derechos humanos y personas que han sido detenidas en esos campos aseguran que las fuerzas de seguridad cometieron abusos, torturas y asesinatos», recoge el informe, cuyos señalamientos pueden provocar una reacción de Pekín, como ha ocurrido en similares ocasiones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído