La dictadura venezolana ahora necesita de las organizaciones internacionales que despreció en los últimos años para poder afianzarse en el poder

Coronavirus: Maduro pasa del «no volverán» al FMI a rogar de rodillas un préstamo de emergencia

Coronavirus: Maduro pasa del "no volverán" al FMI a rogar de rodillas un préstamo de emergencia
Nicolás Maduro PD

La dictadura chavista se enemistó con toda organización que no viera con buenos ojos su destrucción de la democracia venezolana. El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue una de ellas. Hace menos de dos años, Nicolás Maduro vomitaba su odio contra dicha institución a la que acusaba de priorizar los intereses de los multimillonarios y quitarle los derechos a los sectores menos privilegiados. Ahora, la crisis del coronavirus le hace arrodillarse para pedir dinero.

Los venezolanos aún recuerdan cuando, en el último trimestre del 2019, Nicolás Maduro se encaró con el FMI a propósito de las protestas registradas en países como Ecuador por la eliminación del subsidio a la gasolina y la solicitud de un préstamo.

“Lo que estamos viendo en Ecuador sería un niño de pecho al lado de lo que haría el pueblo rebelde y bravío de Venezuela contra un gobierno de derecha neoliberal, rastrojista, guaidosista y pro – imperialista”, expresó Maduro para el mes de octubre. Sin embargo, por la boca muere el pez y el dictador venezolano no fue la excepción.

A pesar de su discurso, el tirano bolivariano solicitó este martes 17 de marzo al organismo un préstamo millonario con el objetivo de “contener el coronavirus”. Una petición que no habrá gustado en una organización internacional en donde aún retumbas las palabras del dictador chavista:

“Nuestro pueblo merece paz, ante las peores condiciones de esta guerra económica, el bloqueo, las sanciones, nosotros le garantizamos al pueblo paz, trabajo, educación, salud, protección social, seguridad social. ¡Señores del FMI no volverán, nunca, jamás volverán!“, acotó.

Ataque constante al FMI

“Son dos modelos, el modelo del Fondo Monetario Internacional (FMI) que le quita los derechos a la educación, salud, vivienda, al trabajo, a los pueblos, el modelo del FMI que privatiza todo, que prioriza las cuentas bancarias y los intereses de los multimillonarios, de los ricos y empobrece a las mayorías. Y los modelos humanistas, nacionalistas, progresistas que se levantaron y se levantan en América Latina donde la revolución bolivariana va adelante en la vanguardia”, declaró.

Sin embargo, ante la expansión del coronavirus en países de todo el mundo y el registro de los dos primeros casos en Venezuela el pasado viernes 13 de marzo, sumado a la crítica situación sanitaria en el país, Maduro, sin retractarse de sus palabras en el pasado, hizo la millonaria solicitud.

“Acudimos a su honorable para solicitarles su evaluación respecto a la posibilidad de otorgarle a Venezuela una facilidad de financiamiento”, manifestó el régimen a través de su canciller, Jorge Arreaza.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído