"Vamos a poner la diferencias a un lado y vamos a un gran acuerdo humanitario de salud y paz"

La crisis interna y el Consejo de Seguridad de la ONU ponen a Maduro contra la pared: «Pido un cese al fuego, abro mi corazón»

El dictador hizo un "llamado a la paz" a todos los grupos de oposición

EConsejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sesionó por segunda semana consecutiva sobre la crisis en Venezuela, este martes 28 de abril el principal tema de debate fue la situación humanitaria de Venezuela y la necesidad de un cambio político en su gobierno.

Indicó que en la reunión se discutió fortalecer la capacidad operativa de la ONU en Venezuela, así como la necesidad de iniciar un mecanismo de atención a través del Programa Mundial de Alimentos. «Cada día aumenta la cantidad de venezolanos que sufren inseguridad alimentaria en nuestro país», advirtió.

«La incidencia en los espacios del Sistema de Naciones Unidas nos permite alzar la voz en organismos en el que hasta hace meses no se conocía en profundidad nuestra realidad. Es necesario seguir aumentando la presión internacional y seguir coordinando asistencia para Venezuela», dijo el también diputado de la Asamblea Nacional en su cuenta de Twitter, @Miguel_Pizarro.

Además de esto la semana pasada el Consejo habló del régimen chavista y su relación con el narcotráfico y el terrorismo, tal como lo recordara el presidente interino, Juan Guaidó, en su cuenta de Twitter.

«La semana pasada, el Consejo de Seguridad de la ONU discutió sobre los vínculos del régimen de Maduro con el narcotráfico y el terrorismo. Hoy, el Consejo se reunió nuevamente para abordar la emergencia humanitaria en nuestro país. Esa que la dictadura busca ocultar».

La presión internacional liderada por el Gobierno de Estados Unidos, sumada la crisis interna –en Venezuela siguen registrándose protestas y saqueos por la falta de alimentos y servicios y la semana pasada se informó del alzamiento de un grupo de efectivos de la Guardia Nacional— estén haciendo efecto y obligando a la dictadura plantearse una vez más una estrategia de distracción o para ganar tiempo.

En este sentido, precisamente este martes, Maduro hizo un llamado a la oposición para que haya un «cese el fuego», en referencia a los constantes conflictos entre ambos bandos, y llegar a un acuerdo humanitario que favorezca las labores médicas para frenar la expansión del COVID-19.

«Sigo ratificando mi llamado a un acuerdo humanitario para dar los pasos en función de apoyar la lucha de Venezuela con el coronavirus en esta etapa y las etapas que vengan. Lo sigo ratificando a usted, líder, jefe de la oposición, (…) a todos, vamos a un cese al fuego», dijo Maduro durante una reunión con el comité gubernamental encargado de frenar la expansión del COVID-19.

Por eso, se dirigió a todas las fuerzas políticas, «a las grandes medianas y pequeñas», así como «a todos los lideres», incluidos los «más oposicionistas», a quienes pidió «poner las diferencias a un lado» y ponerse «de acuerdo por Venezuela en un gran acuerdo humanitario de salud y paz».

El dictador encargó al vicepresidente y ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, de esos contactos que, según aseguró, ya le ha «ha informado que marchan muy bien» y adelantó que «podría haber muy buenas noticias en los próximos días».

El gobernante puso en marcha una mesa de diálogo con un sector minoritario de la oposición en 2019, luego de los fracasos de varias negociaciones con el mayoritario, que hoy se agrupa bajo la figura de Juan Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente interino de Venezuela.

Brazos abierto para la ayuda de EE.UU.

Por otra parte, Maduro le mandó un mensaje a EEUU y negó haber rechazado ninguna ayuda de ese país: «Si quiere usted donar a Venezuela, Gobierno de Estados Unidos, aprobado. Con la Organización Mundial de la Salud (OMS) con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), todo lo que usted quiera», subrayó.

También afirmó que el Ejecutivo de ese país «tiene la desfachatez de decir que son los mayores donantes de ayuda a Venezuela» y se preguntó «¿dónde?», porque ese apoyo «no ha llegado».

Finalmente declaró que si EEUU mandó dinero «a través de la oposición» y de Guaidó, «lo robaron».

«Estamos listos para recibir cualquier donación del país o el Gobierno del mundo que quiera hoy mismo», concluyó antes de encargar a Rodríguez y al canciller Jorge Arreaza de esa «gestión».

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído