Robert Le Hunte se negó “a ser parte de un esquema de corrupción y robo al pueblo venezolano”

Trinidad y Tobago recrea el ‘Delcygate’ de Ábalos, pero su ministro dimite para evitar ser ‘cómplice’ del chavismo

El país caribeño siguió los pasos del Gobierno de Pedro Sánchez a principio de 2020, donde Delcy Rodríguez violó sanciones internacionales y dejó equipaje lleno de oro

Trinidad y Tobago recrea el 'Delcygate' de Ábalos, pero su ministro dimite para evitar ser 'cómplice' del chavismo
Delcy Rodríguez y José Luis Ábalos PD

Trinidad y Tobago tiene su propia versión del Delcygate’.

Delcy Rodríguez volvió a saltar las sanciones de Estados Unidos. La vicepresidenta de la dictadura venezolana viajó al país caribeño el pasado 27 de abril para mantener una reunión con el primer ministro de la isla, Keith Rowley.

Una visita ‘oculta’ que fue desvelada por la prensa y que ha generado una gran polémica en Trinidad y Tobago. A pesar de las similitudes con la ‘versión española’, la diferencia radica en la ética del ministro de servicios públicos de Trinidad y Tobago, Robert Le Hunte.

A diferencia de la actitud altanera y prepotente que tomó José Luis Ábalos, su homólogo caribeño dimitió tras negarse “a ser parte de un esquema de corrupción y robo al pueblo venezolano”.

Incluso, fue un poco más allá y denunció que la dictadura chavista busca firmar acuerdos petroleros y gasíferos, en secreto, pese a las sanciones internacionales.

“La dictadura solo lleva desestabilización y crimen a los países, es una amenaza para la región”, advirtió Julio Borges, canciller del gobierno interino de Juan Guaidó, que se encuentra exiliado en Colombia.

Bajo la vigilancia de EEUU

El embajador de los Estados Unidos en Trinidad y Tobago, Joseph N. Mondello, emitió un breve comunicado en el que dio detalles de la conversación privada que mantuvo con el ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, tras la visita de Delcy Rodríguez a Puerto España.

El funcionario norteamericano recalcó que la isla no cumplió con las obligaciones del Tratado de Río (TIAR).

“El artículo 20 del Tratado de Río deja en claro inequívocamente que todas las medidas impuestas por el órgano de consultas, como las restricciones de viajes a la señor Rodríguez, son vinculantes para todas las partes del Tratado, hayan votado o no a favor de tales medidas”, apuntó Mondello.

Borges indicó que el avión en el que viajó la vicepresidenta de Maduro y su delegación también “está sancionado”.

“La acompañaron Asdrúbal Chávez [primo del dictador Hugo Chávez] y otros funcionarios de PDVSA, buscan firmar acuerdos petroleros y gasíferos de espaldas al país”.

La ‘jugada’ del chavismo

El diario local Daily News reportó que, un día después de la visita de los funcionarios chavistas, el 28 de marzo, la petrolera estatal del país, Paria Fuel Trading Company, recibió un pedido de 150 mil barriles de gasolina de parte de un comprador inusual: ES Euro Shipping SA.

Esa compañía, registrada en Suiza, es propiedad de José Guillermo Ruperti, hijo del controvertido magnate venezolano Wilmer Ruperti.

El destino final del cargamento sería la isla de San Eustaquio, en las Antillas menores.

No obstante, los problemas aparecieron cuando Euro Shipping pidió a Paria autorización para que la empresa venezolana IC Global participara de la operación.

La gerencia de la estatal trinitaria se comunicó directamente con José Guillermo Ruperti para advertirle que, según las cláusulas del contrato, el combustible no podía terminar en Venezuela debido a las sanciones.

El 21 de abril, un día después de que partiera el buque Aldan, con bandera liberiana, el empresario solicitó entonces un cambio de destino del envío: quería que el cargamento llegara a Aruba.

El 26 de abril, finalmente, arribó a la refinería venezolana Amuay un cargamento de 150.000 barriles. El barco era Aldan; el vendedor: Maroil Trading, una empresa registrada en Panamá propiedad de Wilmer Ruperti y donde su hijo, José Guillermo, oficia como secretario.

Igual que el PSOE

Así como ocurrió con el Gobierno de Pedro Sánchez, el primer ministro Rowley comenzó con la negación de los hechos.

Posteriormente, se limitó a ‘desmentir’ que la visita de Delcy Rodríguez estuviera relacionada con la acusación de Estados Unidos al régimen venezolano de narcotráfico.

No obstante, la explicación del Ejecutivo no conformó a la prensa y la oposición del país.

Las maletas del ‘Delcygate’

Las maletas que transportó Delcy Rodríguez en la bodega del avión Dassault Falcon 900LX (matrícula TC-AKE, propiedad de la empresa turca Ak Havacilik ve Ulastirma) que aterrizó en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez se encuentran bajo el control y protección de la Embajada chavista en Madrid. Así lo confirman fuentes de la delegación diplomática venezolana a Periodista Digital, quienes ratifican que no fueron revisadas en ningún momento y que estaban llenas de dinero y algunos lingotes de oro.

A pesar de que José Luis Ábalos afirma que es “alucinante” las informaciones publicadas en los medios de comunicación, las fuentes de la Embajada chavista en Madrid no sólo las validan, sino que dan un paso más allá. “El dinero de las maletas del ‘Delcygate’ irán a parar a manos de los partidos y organizaciones de la izquierda española. Es un pago por su respaldo bajo la mesa a Nicolás Maduro, pero también para que terminen de girar en su política exterior y abandonen a Juan Guaidó”, afirman a este diario.

Las fuentes solventes destacan que “dentro de los partidos de izquierda aún hay quienes tienen dudas sobre si apoyar o no al chavismo. Tienen dudas y justamente ahí es donde se quiere depositar el dinero. Para empujar la balanza para un lado. Para comprar algunas consciencias”. En la misma línea, indican a este diario que “no es secreto para nadie que por la plata [dinero] baila el mono. Ya desde el PSOE y Podemos han dejado claro que no irán contra los intereses económicos que tienen en Venezuela. Y este dinero es una forma de demostrar que apoyar a Nicolás Maduro puede ser rentable para sus bolsillos”.

A pesar de que no se atreven a adelantar a qué partidos políticos y organizaciones de la izquierda española irá a parar el dinero de las maletas del ‘Delcygate’, sí afirman que “se está lejos de que la visita de Delcy Rodríguez sea una mera anécdota. Es sólo la punta del iceberg”.

‘EL QUILOMBO ‘ – PROGRAMA COMPLETO DEL 22 DE MAYO DE 2020

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído