El régimen elevó la decisión a la Sala Constitucional, formada exclusivamente por miembros afines al chavismo

El chavismo presiona a sus tribunales para declarar «organización terrorista» al partido de Guaidó y Leopoldo López

La Fiscalía General de Nicolás Maduro quiere aprovechar la ausencia de separación de poderes para ilegalizar al partido del presidente encargado

El chavismo presiona a sus tribunales para declarar "organización terrorista" al partido de Guaidó y Leopoldo López
Juan Guaidó y Leopoldo López PD

Nuevo ataque de la dictadura chavista contra los últimos ‘bastiones’ democráticos.

Tras adueñarse de todas las instituciones y destruir la separación de poderes, el régimen puso la mira en la Asamblea Nacional por ser la última escogida democráticamente y, por ende, en manos de la oposición.

Tras no poder destruirla u opacarla con la creación de la paralela Asamblea Constituyente, ahora atacan al partido político de Juan Guaidó y de Leopoldo López (aún protegido en la embajada de España en Caracas).

La Fiscalía venezolana exigió al Tribunal Supremo de Justicia (TJS) que declare como una “organización criminal” a Voluntad Popular (VP) y por tanto disolverlo.

En la orden, enviada a la Sala Constitucional del TSJ, la Fiscalía exige “declarar al partido u organización política Voluntad Popular, organización criminal con fines terroristas y consecuencialmente sea disuelta en razón de lo establecido en la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones”, anunció el titular del ente investigador, Tarek William Saab.

Tanto el fiscal general de Venezuela como los miembros del TSJ han sido puestos en entredicho por la oposición por sus estrechos vínculos con el chavismo y su polémica elección, considerada fraudulenta.

El fiscal Saab argumentó que después de la elección presidencial en abril de 2013, en la que Nicolás Maduro se impuso a Henrique Capriles, “este partido inició su deriva violenta hasta convertirse en una organización dedicada al ataque y destrucción del Estado”.

Con respecto a Juan Guaidó, quien en enero renunció al partido para dedicarse a la presidencia interina, apuntó: “Se autoproclamó para un cargo que no existe, que no lo establece la Constitución ni alguna Ley Orgánica. A este sujeto lo eligió un tuit desde los Estados Unidos”.

“Los dirigentes de Voluntad Popular y sus secuaces han hecho de la agresión al pueblo venezolano un gran negocio valorado en miles de millones de dólares», señaló el titular del Ministerio Público durante una conferencia.

El fiscal chavista acusó a Voluntad Popular y a Guaidó de promover acciones desestabilizadoras “en plena pandemia” del COVID-19 para “hacer estallar a Venezuela”.

Entre estas mencionó “una incursión naval” el pasado 3 de mayo que dejó decenas de detenidos, entre ellos dos militares retirados estadounidenses “imputados por terrorismo”.

Además, acusó a la organización política opositora de apropiarse “del dinero de cuentas venezolanas en el extranjero” y de la filial petrolera Citgo con “el apoyo de Estados Unidos”.

Con el “dinero robado” por el “movimiento terrorista” han “financiado una incursión mercenaria contra nuestro territorio”, añadió Saab sobre la presunta operación que Caracas también atribuye a Estados Unidos y Colombia.

Tras el anuncio, diferentes bloques y dirigentes opositores expresaron su apoyo a Voluntad Popular.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído