El guardia nacional también insistió en los vínculos con organizaciones irregulares como las FARC o grupos terroristas islámicos

Venezuela: un militar solicita a la ONU expulsar al régimen chavista por sus violaciones de DDHH

Ricardo Alfredo Rojas Machado, capitán retirado de la Guardia Nacional, explicó los nexos criminales de la tiranía bolivariana en en el Consejo de Seguridad

Venezuela: un militar solicita a la ONU expulsar al régimen chavista por sus violaciones de DDHH
Juan Guaidó y Ricardo Alfredo Rojas Machado PD

La presencia de la dictadura chavista en la ONU es una de las mayores vergüenzas de las Naciones Unidas.

Ricardo Alfredo Rojas Machado, capitán retirado de la Guardia Nacional de Venezuela, intentó que la organización internacional expulse a unos de los regímenes protagonistas en la violación de Derechos Humanos.

El pasado 20 de mayo de 2020 participó en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde indicó que “ningún país del mundo puede apoyar y dar protección a quién viola derechos humanos y pone en peligro la paz en Venezuela, el continente y el mundo”.

El soldado venezolano propone que los países del mundo se pronuncien, según el artículo 6 de la Carta de las Naciones Unidas, para que se expulse a Venezuela de la ONU por violar de forma repetitiva los derechos humanos y proteger a grupos irregulares.

Es importante recordar que el artículo 6 afirma que: “Todo miembro de las Naciones Unidas que haya violado repetidamente los principios contenidos en esta carta podrá ser expulsado de la organización por la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad”.

Rojas Machado considera que “sería interesante que el Consejo de Seguridad de la ONU escuchase a países vecinos de Venezuela, sobre la permanencia de grupos irregulares como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Ejército de Liberación Nacional (ELN), entre otros”.

Justamente recomienda que sean esos países vecinos quienes narren “el recibimiento masivo de migrantes venezolanos, forzados a dejar su país huyendo del hambre, el desempleo, la falta de medicamentos básicos para el manejo de enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión, etc.), así como falta de servicios básicos para el funcionamiento de la vivienda (energía eléctrica, luz, gas doméstico) llegando masivamente a otros países causando situaciones de xenofobia”.

Venezuela en la ONU

Destaca el militar y abogado Rojas Machado que “Venezuela es un Estado miembro ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Sabe la ONU y el mundo el sufrimiento desencadenado a las víctimas y a sus familiares por el régimen actual de Venezuela, con dolor humano incalculable a consecuencia de las múltiples ejecuciones extrajudiciales, demostradas y denunciadas, tales como los asesinatos ocurridos durante las protestas, donde perdieron la vida más de 200 jóvenes, además de innumerables detenciones, aplicación de torturas blancas y corporales”.

En este sentido, recordó cómo “algunos casos han sido fatales, como el caso de Óscar Pérez, el concejal Fernando Albán y más recientemente el capitán Robert Colina; de éste último describí como Médico Forense adscrito al Servicio Nacional de Medicina y Ciencia Forense (Senamecf) y ex director de la región Miranda, los signos externos de violencia presentes en el cadáver que hablan a favor de lesiones con reacción vital, los que se interpreta clínicamente que fueron realizadas en vida”.

Es enfático en señalar que “las actuaciones de los cuerpos de seguridad del régimen de Nicolás Maduro han destruido la vida de muchos jóvenes venezolanos, como el del adolescente Rufo Chacón, quien recibió más de 50 perdigones en su rostro ocasionándole lesiones gravísimas como la pérdida de sus dos globos oculares durante una protesta pacífica, por no tener gas doméstico”.

En el marco del Derecho Internacional dijo que el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, ratificó el Convenio de Ginebra en septiembre del año pasado.

“Eso fue aun, cuando estando en Venezuela la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, doctora Michelle Bachelet, se dio el secuestro del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, que poco después muere estando en manos del régimen”.

Recordó el capitán Rojas Machado la comisión de delegados que dejó Bachelet en Venezuela para continuar las investigaciones de violaciones de Derechos Humanos.

“A los delegados no se les permitió la entrada a los calabozos de la Dirección de Contrainteligencia Militar. No se aplicaron los protocolos internacionales necesarios en el curso de las investigaciones realizadas sobre el caso del CC Acosta Arévalo, que deben aplicarse en casos de investigaciones por tortura y muerte en ‘extrañas circunstancias’, con evidente violación a los Derechos Humanos en Venezuela”.

Agrega el militar y abogado “la OMS cataloga que ‘la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades’, por lo que puedo entonces afirmar que en Venezuela no hay salud”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído