La dictadura aprovecha el control del judicial para controlar las elecciones

El TSJ chavista ‘expropia’ el mítico partido poder Acción Democrática y se lo entrega a un aliado de Maduro

El régimen buscará que sus esbirros dirijan a los clásicos partidos de oposición hacia unas elecciones amañadas

El TSJ chavista 'expropia' el mítico partido poder Acción Democrática y se lo entrega a un aliado de Maduro

La dictadura chavista vuelve a violar los últimos espacios democráticos de Venezuela.

El Tribunal Superior de Justicia chavista emitió un fallo con el que ‘expropia’ la titularidad del mítico partido Acción Democrática a su directiva y se la entrega a un aliado de Nicolás Maduro.

En este sentido, el régimen busca pasar la titularidad de Henry Ramos Allup a Bernabé Gutiérrez, conocido por sus nexos con el régimen.

El objetivo es que, de la mano de chavistas disfrazados de oposición, los partidos contrarios al régimen participen de las elecciones legislativas, buscando de esa manera darle a los comicios una impresión de legalidad que no tendrán.

Es una forma de forzar la presencia de reconocidos partidos de oposición tras conocer que no participarán en los comisión tras considerar fraudulenta la designación de las autoridades del Consejo Nacional Electoral.

Según informó el periodista Gabriel Bastidas, Tribunal Superior de Justicia chavista recibió peticiones de idéntica naturaleza con partidos como Primero Justicia y Voluntad popular. Ambos de oposición y contrarios a participar en las elecciones.

En concreto, el fallo establece una medida cautelar que suspende la Dirección Nacional del partido y nombra “una Mesa Directiva ad hoc para llevar adelante el proceso de reestructuración necesario”.

El órgano cumpliría las funciones de representación del partido y “la designación de autoridades regionales, municipales y locales”.

El documento permite a los aliados de Maduro utilizar todos los medios de identificación del partido -tarjeta electoral, logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio»- y suspende “los actos de expulsión o exclusión partidista”.

El partido, no obstante, rechazó tajantemente el fallo y, en un mensaje a través de su cuenta de Twitter, reiteró el mandato de Ramos Allup:

“Ni AD ni ninguna fuerza democrática de Venezuela y del mundo reconoce sentencias del TSJ espurio, ni la militancia ni la dirigencia de nuestro partido no está en venta y se mantiene firme de la mano de nuestro Sec. General”, indicó el partido.

Asaltar la Asamblea Nacional

El TSJ había declarado la semana pasada que la Asamblea Nacional incurrió en omisión en la designación de los integrantes del Consejo Nacional Electoral, lo que dejaba a la mayoría opositora fuera del proceso de elección de las nuevas autoridades de ese organismo.

El TSJ considera nulas las decisiones de la Asamblea Nacional tras declararla “en desacato” a principios de enero de 2016.

El gobierno de Estados Unidos se hizo eco de la decisión y condenó las acciones por parte del régimen, asegurando que los miembros del ente son incapaces de organizar elecciones libres que permitan superar la “profunda crisis política” en el país caribeño.

En una declaración, el jefe de la diplomacia estadounidense recordó que según la Constitución venezolana es la unicameral Asamblea Nacional (Parlamento), “elegida democráticamente”, la que debe nombrar a los miembros del CNE.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído