Brasil, Perú, Chile y México, se cuelan entre los 15 países más afectados por la pandemia

COVID-19: Los 3 factores que convirtieron a América Latina en el epicentro de la pandemia

"Se quiere hacer el desconfinamiento como se está haciendo en Europa pensando que estamos en otra etapa de la pandemia y no es así"

COVID-19: Los 3 factores que convirtieron a América Latina en el epicentro de la pandemia
El coronavirus en América Latina.

Las ventajas con las que partía América Latina respecto de la pandemia del coronavirus ya no son tales.

Los miles de kilómetros que separan a está región de Wuhan y un océano de por medio respecto a Europa no han sido suficientes, y ahora la región se ha convertido en el nuevo epicentro de los casos de COVID-19.

La región registró oficialmente su primer caso el 26 de febrero y, un mes más tarde, cuando Italia ya superaba los 60.000 contagios y los 6.000 muertos, el país latinoamericano más golpeado era Brasil, con apenas 25 fallecidos.

Tres meses más tarde, sin embargo, cuando los países en Europa están levantando las limitaciones y comienzan a entrar en la nueva «normalidad», la mayor parte de los países de América Latina no solo están lejos de poder hacer lo mismo sino que se han convertido en el nuevo epicentro de la pandemia.

Entre los 15 países del mundo con mayor número de casos confirmados hay cuatro latinoamericanos: Brasil, Perú, Chile y México, de acuerdo con cifras de la Universidad John Hopkins de EE.UU. actualizadas al 17 de junio.

El incremento de nuevos contagios, de hecho, llevó a que durante los últimos días los gobiernos de Chile, Perú y Ecuador a extender nuevamente sus medidas de confinamiento. Los casos de Paraguay, Uruguay y Costa Rica, que registran un número bajo de contagios confirmados y no llegan a la treintena de muertos, son excepcionales.

Cuáles son las tres principales razones de esta situación, así lo destaca la BBC.

1. ¿Cuarentenas mal sincronizadas?

La mayor parte de los gobiernos de América Latina fueron diligentes en la aplicación de confinamientos forzosos para evitar la propagación del virus.

Sin embargo, para que estas medidas resulten plenamente eficaces deben usarse en el momento adecuado.

«Si en un país no están circulando casos de coronavirus no tiene sentido aislarme porque no voy a lograr nada. Y, al contrario, si espero hasta tener muchos casos circulando en las calles, costará mucho más trabajo contener la propagación cuando ya está disperso», señala Carlos Arturo Álvarez, médico infectólogo y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, a BBC Mundo.

El experto afirma que hubo países como Brasil y México que tomaron estas medidas de forma tardía pero que también hubo otros que las quisieron aplicar al mismo tiempo que en Europa, cuando en la región apenas la situación estaba en etapa incipiente.

«Y ahora vuelve a pasar pero al contrario. Se quiere hacer el desconfinamiento como se está haciendo en Europa pensando que estamos en otra etapa de la pandemia y no es así«, apunta.

2. Contagios importados

La fuerza con la que irrumpió el coronavirus en Europa -principalmente en Italia y España- generó un fuerte temor entre muchos latinoamericanos que residían en el Viejo continente, quienes optaron por regresar masivamente a sus países de origen y, en algunos casos, trajeron el virus con ellos.

«Durante la crisis en Europa, muchos peruanos que estudian y trabajan allá regresaron al país, así como lo hicieron después desde Estados Unidos. Allí recibimos la primera ola importante de infectados«, explica Eduardo Gatuzzo, profesor emérito de la Universidad Cayetano Heredia de Lima y ex director del Instituto de Medicina Tropical de esa institución.

El especialista afirma que en el caso del coronavirus, las evaluaciones en los aeropuertos no son eficaces pues hay muchos infectados que son asintomáticos pero pueden transmitir el virus.

«Estas personas se reunían con sus familiares y amigos, lo que creó una primera ola de contagios y desde allí pasó a las comunidades», agrega.

3. Fallas en el sistema de salud y economías débiles

Aunque muchos gobiernos latinoamericanos utilizaron los confinamientos para ganar tiempo y tratar de poner a punto sus sistemas de salud -en muchos casos pobremente dotados- se trataba de un objetivo cuesta arriba.

«Hay países que han fortalecido su capacidad hospitalaria y diagnóstica, otros no han podido adaptarse a la velocidad a la que está creciendo el virus. Eso puede suceder en Brasil o México, que creo que no están haciendo la cantidad de pruebas que se esperaría», señala Álvarez.

«En Colombia también ha habido demoras en hacer ampliación de las pruebas de diagnóstico. El problema es que para hacer pruebas moleculares necesitas una infraestructura y el rezago de varios años no se puede superar en unos meses», agrega.

Gatuzzo, por su parte, indica que a la limitación de que en Perú no tenían gran cantidad de pruebas moleculares se sumaba el hecho de que solamente había un laboratorio que podía realizarlas.

«Eso ya lo habíamos criticado cuando la pandemia de H1N1. Teníamos un laboratorio, con pocas pruebas, lo que creó una gran dificultad para diagnosticar la enfermedad», apunta.

Además de esto, el estado precario de la economía de los países latinoamericanos es para los expertos un elemento central a la hora de explicar por qué en la región las duras medidas de confinamiento no han tenido los mismos resultados que en Europa.

«Estamos experimentando un aumento muy importante de casos en muchos países. Esto probablemente tiene que ver con los retos que enfrentan los países de América Latina con la pobreza, la economía informal y las dificultades para aplicar las medidas de distanciamiento social», dijo Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, a BBC Mundo.

Carlos Arturo Álvarez señala que las medidas de confinamiento son muy difíciles de cumplir en América Latina.

«Muchos de los empleos son informales y la gente no se puede quedar en su casa a esperar a que les llegue el salario. Al mismo tiempo, los gobiernos de la región no tienen la capacidad para tener una estrategia para sostener económicamente a la población como ocurre en otras partes del mundo.», afirmó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído