El epicentro fue el estado de Oaxaca, por lo que existía un riesgo de un Tsunami

México: Por qué el sismo de 7.5 grados fue más poderoso, pero menos destructivo que el registrado en 2017

Las cifras apuntan a que, a pesar de que se sintió en todo el país, sólo se han registrado seis muertos y 30 heridas

México: Por qué el sismo de 7.5 grados fue más poderoso, pero menos destructivo que el registrado en 2017
Sismo en México PD

Un sismo de magnitud 7,5 estremeció a México.

El temblor dejó al menos seis muertos, 30 heridos y algunos daños materiales en las zonas cercanas a su epicentro en el estado de Oaxaca, uno de los más pobres del país.

Sus ondas se sintieron incluso en Puebla y en Ciudad de México (CDMX), donde todavía las ruinas y los traumas del temblor de hace tres años están presentes.

Sin embargo, aunque el terremoto fue mayor en magnitud que el del 19 de septiembre de 2017 sus efectos en la capital y en otros lugares donde se sintió fueron considerablemente menores que entonces.

Hace tres años, más de 300 personas perdieron la vida solo en la CDMX, donde decenas de construcciones se vinieron abajo y donde todavía quedan solares y edificios vacíos con paredes rajadas como señales inequívocas de la tragedia.

Y si bien este martes zonas sísmicas capitalinas como La Roma y Condesa vieron otra vez temblar sus estructuras nada tuvo que con el caos y la destrucción de hace tres años.

Un sismo distinto

El sismo del 7 de septiembre de 2017 fue de magnitud 8,2, la intensidad en la zona epicentral fue mucho más alta. Pero la intensidad que se percibió en la Ciudad de México fue mucho menor que el de hoy porque está mucho más lejos.

El del 19 de septiembre, que tuvo una magnitud más pequeña, liberó menos energía en la zona epicentral y por tanto se notaron menos efectos en esa área. Sin embargo, en la Ciudad de México, por la cercanía y otra serie de factores fue más destructivo que el que ocurrió en 2020.

Los dos grandes sismos de 2017, señala, ocurrieron en la Placa de Cocos, en dos fallas completamente diferentes, una en el centro de México y la otra en la zona del golfo de Tehuantepec.

En ese sentido, señala que la profundidad a la que ocurre el sismo también puede implicar que se sienta con más o menos fuerza.

Otro de los elementos que será decisivo en el potencial destructivo de un terremoto es la propia geología del lugar donde ocurre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído