Un extraño asesinato en una base militar no calma los ánimos internos del régimen

Maduro purga a los altos oficiales de Diosdado Cabello para evitar un motín del chavismo más radical

Los ‘ajustes’ del dictador en las Fuerzas Armadas generaron tensiones con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente

Maduro purga a los altos oficiales de Diosdado Cabello para evitar un motín del chavismo más radical
Nicolás Maduro y Diosdado Cabello PD

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) está viviendo cambios estratégicos.

Nicolás Maduro corre una frenética carrera hacia la consolidación de la destrucción de la institución castrense, mientras que el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, en su visión de futuro, trata de capitalizar lo que podría ser su inversión política ante su cada vez mayor avance de politización de la FANB.

Maduro no se conformó con el envío a sus casas de 39 altos oficiales de la promoción de Diosdado Cabello, sino que se propone sacar de sus cargos a una docena de generales activos que son afectos al presidente de la oficialista Asamblea Constituyente, lo que va a crear mayores tensiones internas con la ala más radical del chavismo.

Aunque Padrino López se haya mantenido en el cargo de Ministro de la Defensa ya no representa el poder que incline la balanza hacia algún lado, por lo que trata de sobrevivir radicalizando su discurso.

Todo esto rodeado de muertes misteriosas, incluso en el seno del principal cuartel venezolano Fuerte Tiuna.  

Uno de los más recientes fue el asesinato en las instalaciones del Fuerte Tiuna del Primer Teniente del Ejército Pastor Maximiliano Vargas Nelo, de 39 años, adscrito a la 35 Brigada de la Policía Militar.

Desde el régimen se limitaron a decir que “mediante las primeras diligencias urgentes y necesarias, se pudo conocer que el hoy inerte debía entregar su servicio de perímetro a las 09:00 am. En vista que no realizó el relevo, comenzaron una búsqueda para ubicarlo, siendo localizado en la dirección antes mencionada por uno de sus compañeros, presentando un golpe en la cabeza”, específicamente un hematoma en la región frontal.

Destacan que “fue trasladado por los centinelas hacia el Hospital Militar ‘Doctor Vicente Salias Sanoja’, lugar donde no pudo ser ingresado ya que se encontraba sin signos vitales”.

Varios de los militares no entienden por qué el cuerpo fue movido para el hospitalito, en lugar de preservar el lugar del crimen.

No se trata de un caso único. Es necesario recordar que en febrero de 2020 ocurrió el extraño asesinato de Ayendry Dianelys Moreno López, la detective de la División de Investigaciones Contra Hurtos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quien murió luego de recibir tres disparos desde la alcabala 3 del Fuerte Tiuna, por parte de un teniente que hoy en día se mueve con libertad dentro de la Brigada.

Aunque no hay móvil del crimen del Teniente Pastor Maximiliano Vargas Nelo, varios compañeros suyos aseguran que él pretendía denunciar a jefes militares de la Brigada por la venta de cajas de alimentos que se mantienen en el depósito de la institución, las cuales estarían siendo violentadas, para extraerles algunos productos, de manera que eran entregadas incompletas a los profesionales, lo que ha creado varías quejas.

Además, el teniente habría reclamado porque pasaban meses antes de que les entregaran las llamadas cajas CLAP, permitiendo que quienes negociaban los alimentos que les quitan a los militares, pudieran venderlos a los negocios que los paga en dólares.

Por ahora solo se sabe, según el Acta de Defunción, que murió de asfixia mecánica por estrangulamiento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído