También se tomaron dos casas, un apartamento de 379 metros cuadrados y tres garajes

Así es la lujosa mansión de siete millones de dólares que Colombia incautó al testaferro de Maduro

La Fiscalía desveló que “los inmuebles ocupados habrían sido adquiridos por una empresa fachada, con recursos provenientes de las actividades ilícitas"

Así es la lujosa mansión de siete millones de dólares que Colombia incautó al testaferro de Maduro
La mansión de Alex Saab PD

Colombia incautó la lujosa mansión de Alex Saab valorada en casi 8 millones de dólares.

La Fiscalía tomó una enorme mansión de 3.740 metros cuadrados en la ciudad de Barranquilla (Colombia) perteneciente al testaferro de Nicolás Maduro.

La casa, ubicada en una exclusiva zona de la ciudad caribeña, cuenta con piscinas, jacuzzi, área de juegos, zonas de spa, jardines y una cancha de tenis.

Además, la fiscalía le incautó dos casas, un apartamento de 379 metros cuadrados y tres garajes, también en la ciudad de Barranquilla. En conjunto, todo los inmuebles están avaluados en más de 10 millones de dólares.

Los bienes ahora quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (S.A.E) y serán administrados por el Estado colombiano.

De acuerdo con las autoridades, “los inmuebles ocupados habrían sido adquiridos por una empresa fachada, con recursos provenientes de las actividades ilícitas de Alex Saab”.

Corrupción y blanqueo

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, que se entregan a los más pobres, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se lucraron, al parecer, con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Según EEUU, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2015, Saab y Pulido se confabularon con otros para lavar sus ganancias ilícitas y transferirlas desde Venezuela a cuentas bancarias estadounidenses, motivo por el que Washington tiene jurisdicción en el caso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído