Un coronel, tres tenientes coroneles, seis mayores, 27 capitanes, 142 primeros tenientes y 123 tenientes del Ejército

Mega purga en el Ejército chavista: Vladimir Padrino López despide a 302 oficiales sin juicio previo

El régimen de Nicolás Maduro sigue buscando entre sus tropas a los soldados que estén en contra de la dictadura para expulsarlos, torturarlos o encarcelarlos

Mega purga en el Ejército chavista: Vladimir Padrino López despide a 302 oficiales sin juicio previo
El general Vladimir Padrino y Nicolás Maduro PD

Vladimir Padrino López protagonizó la mega purga del Ejército chavista.

Sin juicio previo, emitió una resolución que expulsa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a un gran grupo de militares de seis rangos diferentes tras haberlos sometido a un Consejo de Investigación, pero sin esperar a que un tribunal se expida sobre los casos

Un coronel, tres tenientes coroneles, seis mayores, 27 capitanes, 142 primeros tenientes y 123 tenientes del Ejército venezolano fueron separados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Hay que destacar que un Consejo de Investigación no tiene la potestad de ser determinante desde el punto de vista jurídico para llevar a la expulsión de un oficial de la institución castrense. Es decir, las decisiones no son vinculantes para retirar a un oficial de la Fuerza Armada Nacional, eso solo puede determinarlo un Tribunal con una sentencia definitivamente firme.

Los tres carteles donde se anuncia a los 302 oficiales la decisión del titular castrense, aparecen con fecha 22 de julio, publicadas por el Comandante General del Ejército, el mayor general Domingo Antonio Hernández Larez.

“Se les informa que en virtud del Consejo de Investigación al que fueron sometidos, el ciudadano Ministro del Poder Popular para la Defensa del Poder Popular para la Defensa ordenó separarlos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana por medida disciplinaria”, precisa el anuncio.

Agrega que la “notificación que hago a ustedes para su conocimiento y demás fines legales consiguientes, y en consecuencia, de considerar que la presente decisión lesiona sus derechos subjetivos o intereses legítimos, personales y directos, podrán interponer contra la misma, el Recurso de Reconsideración previsto en el artículo 94 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, en concordada relación con el artículo 182 de la Ley de Disciplina Militar, ante el ministro del Poder Popular para la Defensa, dentro de los 15 días hábiles siguientes a la presente publicación”.

El Artículo 94 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos, al que se refiere, determina que el separado de la FANB puede apelar al recurso de reconsideración, “procederá contra todo acto administrativo de carácter particular y deberá ser interpuesto dentro de los quince (15) días siguientes a la notificación del acto que se impugna, por ante el funcionario que lo dictó. Si el acto no pone fin a la vía administrativa, el órgano ante el cual se interpone este recurso, decidirá dentro de los quince (15) días siguientes al recibo del mismo. Contra esta decisión no puede interponerse de nuevo dicho recurso”.

Así como el ministro decide separar a los 302 oficiales sin cumplir el procedimiento legalmente establecido, también el recién estrenado jefe de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) Los Andes, mayor general Ovidio de Jesús Delgado Ramírez, decidió imponer un lema adicional a los ya existentes.

Con el radiograma 0518, también con fecha del 22 de julio, el alto oficial suscribe el documento, donde destaca que “a partir de la presente fecha se ordena que todo el personal militar al presentarse a un superior o cuando respondan al saludo en formación deberán cumplir con la nueva consigna para el saludo militar, orden de carácter permanente y de estricto cumplimiento para todo el personal militar y civil que integran las diferentes unidades superiores, unidades tácticas, unidades fundamentales aisladas que integran la Región Estratégica de Defensa Integral Los Andes Nr. 2”.

A los cinco lemas que ya existen el general le agregó para el subalterno: “4 de febrero somos todos”, para que el oficial superior responda: “Somos todos”.

El MG Delgado Ramírez, que es uno de los hombres de Diosdado Cabello en la Fuerza Armada, responde al grupo de los llamados febreristas, es decir aquellos militares que participaron en la intentona golpista del 4 de febrero del año 1992 cuando un grupo de comandantes, entre ellos Hugo Chávez, pretendieron derrocar al entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído