El juego de Borrell y Maduro, el eterno padecimiento de los venezolanos

Borrell se hace el sorprendido ante las elecciones fraudulentas planteadas por Maduro: «No están dadas las condiciones»

El jefe de la diplomacia europea afirmó que actualmente no existe el escenario para unas elecciones "transparentes, inclusivas, libres y justas".

Borrell se hace el sorprendido ante las elecciones fraudulentas planteadas por Maduro: "No están dadas las condiciones"
Nicolás Maduro, Josep Borrell y Pedro Sánchez.

Como jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell sigue con la misma inacción con la cual ejerció como ministro de Exteriores de España.

La pescadilla que se muerde la cola, mientras los que padecen son los venezolanos.

Tras promover el diálogo entre la atropellada oposición venezolana y la dictadura chavista, el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, ahora se hace el sorprendido.

Borrell emitió unas declaraciones, el martes 11 de agosto de 2020, en las que afirma que Venezuela «no cumple en este momento» las condiciones para que las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre sean «transparentes, inclusivas, libres y justas».

En un comunicado, el jefe de la diplomacia comunitaria señaló que, en consecuencia, la Unión Europea no enviará una misión de observación para ver el desarrollo de los comicios, de los cuales no participará la vasta mayoría de la oposición por considerarlos «una farsa».

La misiva destacó no obstante que el régimen y la oposición hayan alcanzado acuerdos sobre asuntos como extensiones de plazos electorales, pero indicó que si bien constituye un «paso en la dirección correcta, quizás como una forma de felicitarse a sí mismo.

Aunque destacó que esto no es suficiente como para que la Unión Europea pueda enviar una misión de observación electoral». Con esto, rechazó la invitación del régimen de Nicolás Maduro para enviar una «misión de acompañamiento electoral», un concepto que tildó de «ajeno a las prácticas europeas».

Para enviar este tipo de misiones a una cita electoral, dijo, la UE «requiere que se garanticen unas condiciones mínimas de credibilidad, transparencia e inclusividad y la capacidad de observar el proceso electoral sin interferencias, incluyendo un acceso sin limitaciones».

El político español explicó a su vez que, para mandar este tipo de misión, la UE necesitaría una «respuesta precisa y en general positiva a los requisitos mínimos que ha pedido la oposición» respecto a la celebración de las votaciones.

Borrell había trasladado al régimen que la oposición reclamaba como requisitos mínimos la participación equitativa de todos los partidos políticos y sus líderes y una observación internacional del proceso, en esa postura de intermediación sin señalar de manera frontal al régimen venezolano.

Como era de esperarse esto no sucedió y, en consecuencia, la mayoría de los partidos opositores -que incluyen a los que tienen mayor caudal político y electoral- anunciaron su reticencia a participar de los comicios.

«Tomo nota del anuncio de 2 de agosto de una amplia representación de partidos políticos venezolanos, incluyendo todos los representados en la Asamblea Nacional, de su intención de no participar en las elecciones legislativas”, indicó Borrell al respecto y para fundamentar la premisa de su misiva.

Las veintisiete fuerzas políticas que conforman el grueso de la oposición venezolana, que incluye a todas las que actualmente tienen representación parlamentaria al margen del chavismo, acordaron no presentarse a estos comicios por considerarlos un «fraude».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído