Rafael Correa, el camarada de Pablo Iglesias, sentenciado a 8 años de cárcel e inhabilitado de por vida

El expresidente de ecuador fue hallado culpable por liderar una "estructura jerárquica" para captar fondos de empresas contratistas del Estado por más de USD 7,5 millones.

Rafael Correa, el camarada de Pablo Iglesias, sentenciado a 8 años de cárcel e inhabilitado de por vida
Pablo Iglesias y Rafael Correa.

La condena por corrupción contra el exmandatario de Ecuador, Rafael Correa (57), fue confirmada este lunes 7 de septiembre de 2020.

Con este paso, la Corte Nacional de Justicia (CNJ) del país sudamericano rechazó la última instancia legal a la que Correa podía recurrir para anular la sentencia a 8 años de prisión en su contra, dictada en abril.

La condena conlleva una pena accesoria de inhabilitación de por vida, lo que representa un ‘mazazo’ judicial contra el amigo de Podemos por su participación en el caso «Sobornos».

«Finalmente lo lograron. En tiempo récord sacan sentencia ‘definitiva’ para inhabilitarme como candidato. No entienden que lo único que hacen es aumentar el apoyo popular. Yo estaré bien. Denle toda la solidaridad a perseguidos allá. Recuerden: a lo único que nos condenan es a vencer», dijo en su cuenta de Twitter.

Aunque no dijo que viajaría desde Bélgica –país en el que reside– a Ecuador, donde fue presidente entre 2007 y 2017 a cumplir la sentencia dictada en su contra.

Correa fue acusado por la Fiscalía de liderar una «estructura jerárquica» para captar fondos de empresas contratistas del Estado por más de USD 7,5 millones.

Entre ellas se encuentra la constructora brasileña Odebrecht, investigada en numerosos países latinoamericanos por haber incurrido en prácticas de esa naturaleza.

«Todo estaba organizado desde arriba», dijo en una de las audiencias la fiscal general Diana Salazar, señalando con ello al expresidente de dar instrucciones para que se cometiera el delito.

Además de ello, el camarada de Pablo Iglesias fue vinculado a ese mismo caso por 6.000 que ingresaron a su cuenta bancaria. Pero lo más asombroso fue la explicación del hombre que se ‘vende’ como «humanista».

«Jamás he permitido un soborno. Es una persecución política, están destruyendo familias por perseguirme a mí», todo un papel de víctima. Correa afirmo que ese dinero llegó a su cuenta como «un préstamo» de su partido Alianza País.

Pero si en algo está unida la izquierda internacional es en echarse una mano cuando son pillados por la justicia, por ello, el dictador Nicolás Maduro salió en defensa del hallado culpable por el caso «Sobornos».

«Los traidores le tienen miedo a la voluntad del pueblo ecuatoriano, por ello han tomado la medida desesperada de impedir que el hermano Rafael Correa participe en las elecciones presidenciales. Más temprano que tarde, habrá justicia. ¡Fuerza Rafael!», expresó Maduro en un mensaje a través de sus redes sociales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído