“Misiones de Internacionalización”, la denuncia de Prisoners Defenders sustentada en 622 testimonios de víctimas del régimen cubano

Esclavización de médicos: La mina de oro del comunismo cubano

Cuba cobró más de 40 millones de dólares gracias a la explotación de profesionales entre 2014 y 2018

Esclavización de médicos: La mina de oro del comunismo cubano
El difunto Fidel Castro y los médicos cubanos.

La extrema pobreza a la que somete el régimen cubano a su pueblo es la razón principal por la cual “voluntariamente”, los médicos cubanos se someten a esto que la ONU ha reconocido como una nueva fórmula de esclavitud.

Así lo han contado 622 médicos cubanos, víctimas de la dictadura, en un detallado informe de Prisoners Defenders, que viene a ser una extensión de la denuncia denominada «Misiones de Internacionalización de Cuba».

El documento muestra un conjunto de leyes, vigentes en el país caribeño, que se utilizan para someter a los ciudadanos a través de extremas violaciones de derechos humanos, y obtener ingentes ingresos económicos gracias a convenios con terceros países.

La misiones de internacionalización de profesionales vienen a representar la mina de oro del comunismo castrista, pagada por países tan disímiles como Noruega y Nicaragua, pero que financian el poder y la vida de lujo de los líderes de la dictadura.

Según el informe presentado por Prisoners Defenders, en 2018 Cuba recibió más de 8 500 000 dólares por la explotación de profesionales en misiones internacionales, cantidad que representa el 50% del total de ingresos en divisas del régimen. Un importe que prácticamente triplica las entradas de dólares por turismo.

Desde el 2014 al 2018, Cuba ha facturado 41 268 442 dólares a cuenta de la esclavitud de sus profesionales y de la vista gorda, que en algunos casos es complicidad, de terceros países.

AñoSector externo menos turismo y telecomunicaciones (en dólares)
20149.641.894,90
20158.097.305,40
20167.548.916,00
20177.488.026,50
20188.492.299,300
Total41.268.442,1

Testimonios de las víctimas directas

Estos desorbitantes ingresos, extraídos del esfuerzo de los médicos, reposan sobre un esquema de persecución construido con el poder de todo el aparato del estado.

Según los testimonios, un 70 % de médicos cubanos manifiestan no haberse presentado de forma voluntaria para formar parte de las misiones médicas, el 16 % dice que se ha unido a estas misiones por razones coercitivas y un 14% admite haberse adherido a las misiones por razones económicas.

En lo que se refiere a las razones coercitivas, para un 40 % de los entrevistados influyó la Ley de Migración que les impedía la salida y la emigración familiar, para un 34 % los movía el temor “a ser marcado negativamente” en el entorno laboral o personal, mientras que un 33 % sintió que les habían inculcado que estaban en deuda con el Estado por recibir la educación de manera gratuita.

Dentro de las razones económicas, para un 88 % de los preguntados influía la situación de extrema pobreza que se vive en Cuba y el bajo salario que percibía como profesional, mientras que un 69 % de los profesionales se veían obligados por la imposibilidad de obtener alternativas viables a la situación de precariedad laboral en Cuba.

A continuación, estos son algunos de los testimonios directos de los médicos cubanos entrevistados por Prisoners Defenders:

«Si no te enrolabas en misión no te dejaban salir a más ningún lado, además siempre ejercen presión y no te dejan escoger nada».

«Influía la real situación de que los profesionales de la salud, son los que en peores condiciones viven en Cuba y sus familiares bajo su cuidado; la falta de futuro tanto personal como de nuestros hijos”.

«Nos apuntamos ‘voluntariamente’ por la necesidad de salir de Cuba, pero una vez que eres seleccionado para salir, si te niegas vas a ser marcado negativamente siempre en tu centro labora”.

Del partido comunista al parlamento: un modelo de esclavitud ‘legalizado’

El esquema de esclavitud que funciona en Cuba no incumple el sistema legal del país, el partido comunista ha establecido un conjunto de leyes para utilizar a los profesionales de la salud como máquinas de hacer dinero.

Desde la Ley de Migración hasta el Código Penal, los instrumentos jurídicos utilizados por la dictadura castrista funcionan como un reloj suizo para esclavizar médicos cubanos y a otros profesionales.

La excusa del castrismo está plasmada en la propia legislación, «’preservar’ la fuerza de trabajo calificada para el desarrollo económico, social y científico-técnico del país», sin embargo, el informe lo explica de forma más clara:

«Los cubanos representan, por un lado, mano de obra barata para el Estado, y, por otro, entrada de divisas. Hay que retener a toda cosa a los ciudadanos cubanos en la isla», señala el informe.

El sistema está diseñado para restringir la libertad de los profesionales cuando estos se encuentran en el país y de una forma más severa cuando salen a una misión internacional.

Entre las normas dirigidas a la pre-misión, los profesionales no cuentan con un pasaporte como el resto de ciudadanos, deben ejercer la profesión durante 5 años para poder tener un permiso para viajar al extranjero y una vez cumplido este plazo los llaman “liberado”.

El código penal castiga a quienes se atrevan a salir o intentar salir del país “sin cumplir las formalidades legales” con “sanción de privación de libertad de uno a tres años”.

Estas normas se hacen más rigurosas cuando están dirigidas a profesionales ya en una misión internacional, pues se les declara «traidores a la patria» durante 8 años, y por lo tanto «indeseables”, lo que les impide entrar a Cuba y visitar a sus familiares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído