El ginecólogo esa acusado de practicar histerectomías y extirpación del útero a mujeres inmigrantes sin su consentimiento

Horror en México y EEUU por el «coleccionista de úteros»: el doctor que esteriliza a las inmigrantes

"Lo único que me dijeron fue: 'Te vas a dormir y cuando despiertes ya habremos terminado'", dijo una de las mexicanas víctimas de la prácticas del doctor Mahendra Amin

Horror en México y EEUU por el "coleccionista de úteros": el doctor que esteriliza a las inmigrantes

Una serie de acusaciones contra el Gobierno de los Estados Unidos ha hecho saltar las alarmas en México, todos los elementos señalan al doctor Mahendra Amin, por posiblemente extraer el útero de varias mujeres migrantes sin tener su consentimiento.

«Lo único que me dijeron fue: ‘Te vas a dormir y cuando despiertes ya habremos terminado'», es el testimonio de Mileidy Cardentey Fernández, quien muestra las cicatrices en su abdomen como prueba de lo que le sucedió según recoge AP.

Por casos como el antes descrito, la Cancillería mexicana señaló en un comunicado que realiza el seguimiento de denuncias hechas por una organización sobre las extracciones de útero a mujeres mexicanas que estaban bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), según una publicación del sitio web El Financiero.

«El Consulado General de México en Atlanta mantiene comunicación con la organización que denunció una serie de histerectomías no autorizadas en mujeres hispanohablantes. Dichas operaciones, según los primeros informes aún no corroborados, habrían sido realizadas sin pleno consentimiento y bajo custodia de las autoridades de ICE en Irwin, Georgia», indicó la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) .

El Gobierno mexicano además solicitó a Estados Unidos «información detallada” sobre estos casos.

«Tenemos contacto con ya seis (mexicanas) de las que potencialmente podrían haber estado sujetas a este tipo de procedimiento (…) Es algo inaceptable que rechazamos de antemano», dijo ayer el canciller Marcelo Ebrard.

Procedimientos sin consentimiento

AP realizó un informe sobre las denuncias que se han registrado hasta el momento. Uno de los casos es el de Mileidy Cardentey Fernández, que habló sentada frente a su abogado en un centro de detención migratoria en una región rural de Georgia.

A la mujer de 39 años originaria de Cuba únicamente se le dijo que tenía que someterse a una operación para tratarle quistes en los ovarios, pero un mes después sigue sin estar segura del procedimiento que se le realizó. Luego de que solicitó sus registros médicos en repetidas ocasiones para averiguarlo, el Centro de Detención del condado Irwin le entregó más de 100 páginas en las que se detalla el diagnóstico de quistes, pero nada sobre el día de la cirugía.

Cardentey conservó su brazalete de hospital. Tiene la fecha, 14 de agosto, y parte del nombre del médico, el doctor Mahendra Amin, un ginecólogo vinculado esta semana a las acusaciones de practicar histerectomías, extirpación total o parcial del útero, y procedimientos no deseados por mujeres inmigrantes y que ponen en riesgo su capacidad de tener hijos.

Una revisión de la mencionada agencia de noticias a los registros médicos de cuatro inmigrantes detenidas y entrevistas con sus abogados, revelaron crecientes acusaciones de que Amin realizó cirugías y otros procedimientos que las inmigrantes nunca solicitaron o no comprendían en su totalidad.

A pesar de que algunos de los procedimientos podrían justificarse basándose en los problemas documentados en los registros, las mujeres no dieron su consentimiento o no tenían conocimiento pleno, lo que genera graves problemas éticos y legales, informaron expertos legales y médicos.

Amin ha atendido a por lo menos 60 mujeres detenidas, dijo el martes Andrew Free, uno de los abogados que investiga la atención médica que se proporciona en la cárcel para inmigrantes.

«Hay indicios de que existe una falta sistémica de consentimiento informado y legalmente válido para realizar procedimientos, lo que a final de cuentas podría resultar en una esterilización, intencional o no intencional», declaró Free.

El «coleccionista de úteros»

Bryan Cox, portavoz del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), confirmó ayer que Amin ya no atenderá a pacientes, pero se negó a dar comentarios adicionales debido a que la investigación de la inspección general del Departamento de Seguridad Nacional continúa abierta.

El Hospital del Condado de Irwin emitió un comunicado en el que defendió las acciones de Amin, señalando que «desde hace tiempo es miembro del personal médico del Hospital del Condado de Irwin y ha tenido una buena reputación durante todo el servicio que ha brindado a la comunidad del condado de Irwin”.

El comunicado no hizo mención del papel de Amin como director general de MGA Health Management, una compañía que comenzó a administrar el Hospital del Condado de Irwin en 1996, de acuerdo con el sitio web del centro médico.

Según el comunicado, Amin operó a dos mujeres detenidas que fueron referidas al hospital para practicarles histerectomías. Heath Clark, abogado general del hospital, no respondió a preguntas sobre si Amin realizó histerectomías en casos en que las mujeres fueron referidas por otra causa inicial.

Scott Grubman, abogado de Amin, no respondió a una solicitud de comentario.

Las acusaciones en contra del doctor se revelaron en primera instancia en una denuncia interpuesta la semana pasada por una enfermera del Centro de Detención del Condado Irwin.

La enfermera Dawn Wooten afirmó que muchas de las mujeres fueron llevadas con un ginecólogo, al que no identificó, y al que se refirió como el «coleccionista de úteros» debido a la gran cantidad de histerectomías que había realizado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído