Vilca Férnández respondió a las palabras de Carlos Raimundi, ante el informe de la ONU presentado en la OEA

«¿Qué tienen que ver las sanciones con meter electricidad en los senos a una mujer?»

"Habla de la autodeterminación de los pueblos, pero justifican al régimen tiránico de Venezuela cuando comete violaciones a los derechos humanos"

"¿Qué tienen que ver las sanciones con meter electricidad en los senos a una mujer?"
Vilca Fernández y Carlos Raimundi.

El venezolano Vilca Elohin Mardonio Fernández Marcano pudo constatar con su propia piel los crímenes del régimen venezolano, estuvo detenido por más de dos años en la prisión conocida como El Helicoide y en el año 2018 fue desterrado de su país.

«Lo que viví tal vez fue necesario para entender el nivel de criminales que tiene Venezuela hoy como régimen. Ahí perdí la capacidad de asombro sobre el nivel de maldad de una persona», fue parte de lo que comentó durante una entrevista que concedió a Sebastiana Barráez.

«Esos criminales no tienen límite para hacer maldad; Diosdado Cabello, Tareck El Aissami, los hermanos Rodríguez, Maduro, los comisarios Carlos Calderón y Ronny que ahora están en el FAES; había uno al que le decían El Perro, el comisario Villegas, era impresionante cómo torturaba y golpeaba a los presos. Cuando les decía que lo que hacían era violación de derechos humanos, respondían que estaban en el poder y ‘si mañana tenemos que pagar, pues lo hacemos’, así de descarados», afirmó.

Vilcar Fernández, como es conocido en Venezuela, fue dirigente estudiantil que dio la batalla en las calles, pero una respuesta a Diosdado Cabello a través de Twitter lo llevó a la cárcel.

Diosdado Cabello dijo en su programa ‘Con El Mazo Dando’, en alusión a Vilca Fernández: «En vista de que la Policía de Mérida no te detiene, yo lo haré, te voy a meter preso». El dirigente estudiantil le respondió con un tuit: «Tienes los días contados. Tienes cuentas pendientes con la justicia. No te tengo miedo». Retó al poder de Diosdado y terminó detenido el 31 de enero 2016.

Por esa razón fue contundente cuando la periodista de Infobae le preguntó acerca de las palabras del embajador de Argentina en la Organización de Estados Americanos (OEA) ante el informe de la ONU.

Carlos Raimundi es de esas personas que representan un retroceso en la lucha por los derechos humanos, que no pueden representar a un país.

Raimundi es de las personas al servicio de la tiranía. Justificar las torturas y la escalada de represión por las sanciones y bloqueos económicos contra funcionarios, es una bajeza.

¿Qué tiene que ver las sanciones con colocarle electricidad en los senos a una mujer? ¿Qué tiene que ver sancionar a un delincuente como Tareck El Aissami con colocarle electricidad en los testículos a una persona? ¿Qué tienen que ver las sanciones con que el Sebin, Dgcim, en Ramo Verde o en cárceles comunes no ejecuten la orden de un tribunal de darle libertad a una persona que cumplió su condena?

Habla de la autodeterminación de los pueblos, de no inmiscuirse en la política interna de los países, pero sí pueden justificar al régimen tiránico de Venezuela cuando comete violaciones a los derechos humanos y delitos de lesa humanidad. Los delitos de lesa humanidad no tienen frontera.

En cuanto a cómo funciona la Justicia del régimen de Maduro, el dirigente afirmó que «eso no existe en Venezuela. No hay separación de poderes. No hay autonomía ni en jueces, fiscales, defensoría del Pueblo«, algo que comprobó con su caso.

«Fui secuestrado, porque no hubo orden judicial de captura, no se me explicó por qué se me detenía, desaparecido ante el mundo durante tres días, durante los cuales me tuvieron encerrado en una oficina, sin derecho a nada. Me presentaron ante el tribunal 17 de Control de Caracas, a cargo de la juez Miriam Vielma, y luego hubo más de 30 audiencias postergadas», concluyó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído