Artículo de opinión

Opinión: Lo urgente, importante y necesario

Opinión: Lo urgente, importante y necesario
Nicolás Maduro y Juan Guaidó PD

No hay sorpresas en los resultados. Ni siquiera en los pronósticos. Anunciamos a manera de predicción que Maduro “se comería las hallacas” y eso es un hecho. En sus propios términos de ilegalidad, nadie duda de que el resultado no se acerca ni siquiera al “parapeto constituyente” que ellos vendieron, peor que la “constituyente cubana”. Es la consolidación descarada de un vulgar gobierno de “facto”.

Hoy muchos son arrastrados por una fuerte depresión, desesperanza y otros sentimientos. Es normal y muy triste.

Esta será una navidad nuevamente “ROJA”: Sin gasolina, sin agua, sin electricidad, con muchísima inflación.

¿Qué sucederá? Preguntamos y algunos pensarán ¿Y ahora qué hago?

Definamos algunas situaciones.

Hemos alertado al G4 (hasta la MUD está en desuso) debe decidir tres cosas fundamentales ante toda crisis política:

QUÉ ES LO URGENTE, LO IMPORTANTE Y LO NECESARIO

Los que  vivimos en Venezuela, estamos obligados a buscar opciones. A encontrar respuestas inmediatas.

¿Qué es lo urgente?

Lo urgente tiene que ver con el tiempo. Aumenta a medida que te queda menos tiempo antes de la fecha límite, como en función del volumen de la tarea. Entre dos tareas que requieran el mismo tiempo de realización, la más urgente es la que tenga la fecha límite antes. Entre dos tareas que tengan la misma fecha límite, la más urgente es la que lleve más tiempo hacer. Si se aplaza la fecha límite de una tarea, esta se vuelve menos urgente. Si descubres que una tarea será más larga de lo que pensabas, se volverá más urgente. Una tarea que no tiene fecha límite no será nunca urgente.

2020, debió ser la fecha de salida de la dictadura.

LO IMPORTANTE

La importancia es una cualidad asociada a las consecuencias. Una tarea aumenta su importancia si las consecuencias de fracasar en ella también aumentan. En otras palabras, una tarea es importante solo si las consecuencias que sufriremos al no hacerla son graves.

Dos tareas con consecuencias similares, independientemente del volumen de trabajo o dificultad, son igualmente importantes. Por ejemplo, era importante hacer la elección del 16J, sin embargo también lo era, materializar sus consecuencias. Entre dos tareas, aunque no se parezcan en nada, la más importante será siempre la que cause efectos más graves en caso de no completarla. Aunque la tarea no cambie, las consecuencias pueden cambiar. Si lo hacen, la importancia de la tarea cambia también (aumenta o se reduce).

Para mí, era URGENTE e IMPORTANTE detener la ANC. La urgencia viene determinada por el tiempo, hace que un evento revista las dos características. La importancia es subjetiva. Para muchos en la MUD, la ANC no era más importante que sacar a Maduro, bien por renuncia o por elecciones. Esa es la verdad, solo que era importante producir un resultado.

El daño que deja la irrita ANC, es peor que el asalto de mi ancestro al Congreso, donde murieron muchos diputados.

Lo urgente, lo importante, lo necesario

No era urgente formar gobierno, como se ha podido demostrar, ante la imposibilidad de impedir todas las acciones, que se anuncian por los nuevos “seudos constituyentes”,  ni debió de ser, por tanto, importante. Pero la demagogia, el afán de protagonismo, la pelea pequeña aún presente,  se debate en este análisis, sino se reconociese que, al menos, es necesaria la política y, por supuesto, que haya un resultado que atienda la expectativa creada a la inmensa mayoría del pueblo venezolano.  Como observador, he notado que ha sido más urgente e importante, las acciones de protestas, las “trancas”, entre otras.

Derrocar, tumbar, lograr una salida de gobierno, requiere mucho más que la inmolación de miles de jóvenes, lamentablemente. Cerrar calles, destruir árboles, barandas, bienes públicos, afectar la cotidianidad, debilita al gobierno y también al ciudadano. Si es una lucha libertaria, por el estado de derecho, por el respeto, por la democracia, como es eso de castigar al que sale  a trabajar o al que fue a votar. Lo peor, es que eso no fue decidido por la MUD, sino por la anarquía generada por la carencia de un real trabajo hacia los sectores involucrados. Mucha gente protesta en justa razón, otros son infiltrados del gobierno, delincuentes y porque no, “locos” cuya óptica es declararse en guerra, por muy desventajosa que es la pelea.

Las protestas pasadas no dejaron nada, salvo miles de detenidos y muertos.

Debieron hacerse con complemento de otras actuaciones, mucho más útiles que un “gobierno interino”, tan inútil como el “seno en un hombre”, salvo que su trabajo sea imitar señoras.

Lo necesario ahora es primordial. Está por encima de lo urgente y de lo importante. La carencia de la gente ahora debe ser compensada.

¿CUÁL?

Que su lucha, no ha sido en vano pero debe valorarse a la luz de 21 años. Eso no lo logra una cadena enviada por REDES. Ni condicionado respuestas acerca de que todos aquellos que critiquemos, somos traidores, o no lo debemos hacer en este momento. Varias veces esto le ha sucedido a la oposición y nos recuperamos en el 2015.

Tenemos que revisar los métodos. Los discursos. Para reconstruir la relación con las grandes mayorías.

Si en la oposición hay una persona que se ha vendido como Líder, nacional e internacionalmente, es necesario que aparezca, si lo hay, ha sido flojo ¿O tendrá que venir de la auténtica sociedad civil y no una donde se disfrazan muchos y “muchas”?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído