El análisis de Freedom House indica el control del régimen chavista sobre las páginas y redes sociales

Venezuela, uno de los países con el internet más censurado del mundo

La organización denuncia que Nicolás Maduro y su dictadura se encargan de difundir bulos a través de internet para desinformar a la población

Venezuela, uno de los países con el internet más censurado del mundo
Nicolás Maduro PD

China es el país que más ha limitado la libertad en la red a nivel global, mientras que Venezuela y Cuba a nivel latinoamericano. Así lo indicó el último informe anual de la organización Freedom House.

La investigación indicó que la libertad en la web empeoró a nivel mundial por décimo año consecutivo.

En el último año, el rápido desarrollo de la Inteligencia Artificial, junto con la vigilancia biométrica usada por los gobiernos para enfrentar la pandemia han creado “nuevos riesgos para los derechos humanos”.

El texto sostiene que las autoridades de docenas de países han citado la COVID-19 “para justificar la ampliación de los poderes de vigilancia y el despliegue de nuevas tecnologías que alguna vez se consideraron demasiado intrusivas”.

Como resultado, la libertad en Internet ha empeorado en 26 de los 65 países cubiertos por el informe, mientras que solo 22 registraron mejorías.

“La pandemia está acelerando la dependencia de la sociedad en las tecnologías digitales en un momento en el que el Internet es cada vez menos libre”, dijo Michael Abramovitz, el presidente de la organización.

“Sin suficientes amparos para la privacidad y el estado de derecho, estas tecnologías pueden ser fácilmente reutilizadas para la represión política”.

Azerbaiyán, Bielorrusia, Kazajstán, Rusia, Uzbekistán, Pakistán e Irán también entraron en la categoría de “no libres”.

Venezuela es el país del mundo que experimentó la mayor disminución de libertad en la red en los últimos cinco años, de 12 puntos en el 2020, en comparación con las cifras del 2016.

Según describe el informe, Nicolás Maduro sumó la censura con la propagación de bulos, diciendo por ejemplo que el virus era una arma “bioterrorista”, en particular señalando a los venezolanos retornados desde Colombia.

Además promovió “falsedades” como que el COVID “podía ser tratado con un té casero de limoncillo”.

El informe también señaló el bloqueo por parte de las autoridades del gobierno en disputa de una página web creada por el presidente interino, Juan Guaidó, para dar información sobre la pandemia, y el arresto temporal de varios periodistas que informaron sobre el virus.

El reporte de Freedom House coloca además a Cuba, el otro país del continente que obtuvo la calificación de “no libre”, junto con Venezuela, en el top 10 de los países con mayores restricciones en la web.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído