Estaba previsto que la delegación diplomática fuera tomada por Juan Fernández Trigo, el representante español en La Habana

Sánchez forzado a dar marcha atrás en su apoyo a Maduro: no envía nuevo embajador a Caracas

El Gobierno del PSOE-Podemos afirma que su máximo representante en Caracas será el encargado de negocios por por la falta de legitimidad de Maduro

Sánchez forzado a dar marcha atrás en su apoyo a Maduro: no envía nuevo embajador a Caracas
Nicolás Maduro y Pedro Sánchez PD

Pedro Sánchez se vio forzado a dar marcha atrás en sus peligrosos planes para blanquear al régimen de Nicolás Maduro.

Tras ver fallar su plan junto a Josep Borrell para validar el fraude electoral previsto para el 6 de diciembre, el Gobierno del PSOE-Podemos deshizo el nombramiento augurado para la embajada de Caracas.

Pedro Sánchez había autorizado que el embajador de España en Cuba, Juan Fernández Trigo (nombrado por el propio Josep Borrell), fuese quien tome las riendas de la embajada de España en Caracas. Sin embargo, ahora anuncian una decisión totalmente distinta.

El Gobierno de Sánchez afirmó que reducirá sus relaciones diplomáticas con Venezuela, consecuencia de la falta de legitimidad del régimen de Nicolás Maduro.

En una declaración pública, la Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores del país europeo, Cristina Gallach, indicó que la decisión es “consecuente con el hecho de que la Unión Europea y los estados miembros no consideran que las últimas elecciones presidenciales de 2018 fueran justas ni transparentes”.

Irónicamente, tardaron dos años en reaccionar a su posicionamiento.

“La solución de nombrar un encargado de negocios es la misma fórmula adoptada por Italia y los Países Bajos, que han procedido también a renovar las jefaturas de misión en Venezuela”, agregó la funcionaria ante la Comisión de Asuntos Exteriores.

Esta decisión tiene lugar en medio de la tensión diplomática de los últimos días entre ambos países tras la salida de Venezuela del líder opositor Leopoldo López, quien el fin de semana llegó a Madrid, donde se encuentra su familia.

Luego de que se conociera que el ex preso político del chavismo ya no se encontraba en la embajada española en Caracas, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de la dictadura de Nicolás Maduro allanó un edificio de viviendas en el que reside personal diplomático y de las fuerzas de seguridad españolas, como represalia por la salida del opositor.

Durante el operativo el régimen encarceló a uno de los custodios de López, José Jerjes Neira, y a la mujer que se ocupaba de llevarle alimentos, Nubia Campos.

Estas detenciones fueron repudiadas por el gobierno de Pedro Sánchez, que denunció que el régimen de Maduro violó la Convención de Viena al detener personal de su embajada y registrar sus viviendas.

“España condena las detenciones de personal laboral de su embajada así como los registros producidos en domicilios de personal adscrito a la misma actos que suponen un incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”, acusó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

La dictadura chavista, por su parte, acusó a España de violar la Convención de Viena al permitir la salida del país de Leopoldo López.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), arremetió contra el embajador español Jesús Silva: “Él era un huésped y los huéspedes no huyen. El embajador tiene que haberlo, aunque sea, acompañado hasta la puerta. Debe haberlo apoyado con algo”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído