El ministro de Salud, Eduardo Pazuello, aseguró que la ciudad de Manaos atraviesa una situación crítica por la pandemia de coronavirus

Brasil admite el colapso de la salud pública en el estado de Amazonas: “La situación es extremadamente grave”

Seis aviones de la Fuerza Aérea y lanchas de la Marina se desplazan hacia allí para auxiliar en el transporte de pacientes a otras regiones

Brasil admite el colapso de la salud pública en el estado de Amazonas: “La situación es extremadamente grave”
Jair Bolsonaro PD

Brasil está viviendo una verdadera situación de emergencia sanitaria en Amazonas.

El ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello, admitió el “colapso” que atraviesa la salud pública en el estado, principalmente en Manaos, la capital regional, como consecuencia del recrudecimiento en esa región de la pandemia de coronavirus.

“Manaos tuvo el peor momento de la pandemia en abril del año pasado. Hubo un colapso en la atención, que fue revertido. Ahora, estamos nuevamente en una situación extremadamente grave en Manaos”, declaró Pazuello durante el programa semanal del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en sus redes sociales.

Al lado del mandatario, el general Pazuello anunció que seis aviones de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) y lanchas de la Marina se están desplazando a la región para auxiliar en el transporte de pacientes a otros estados y de insumos médicos, principalmente de oxígeno, un ítem que incluso podría ser importado de Venezuela.

“Considero que sí hay un colapso en la atención de salud en Manaos, la fila para lechos (en unidades de terapia intensiva) crece bastante. Estamos hoy con 480 personas en la fila”, aseguró el ministro, quien resaltó las difíciles condiciones logísticas de la metrópolis incrustada en medio de la Amazonía.

“Es una conjunción de factores. Manaos es una ‘isla’ en medio de la selva amazónica. Brasilia es la última gran ciudad y está a tres horas de vuelo”, afirmó.

Según el funcionario, una única empresa de Manaos, de las muchas que fabrican jeringas, tiene capacidad para producir cinco millones de unidades por semana y el país cuenta con más de 60 millones de envases de vidrio para las dosis.

El agravamiento de la pandemia, que en Brasil acumula más de 207.000 muertos y 8,3 millones de casos confirmados, obligó al estado de Amazonas a declarar un toque de queda de once horas diarias a partir del pasado jueves en Manaos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído