El tirano bolivariano acusa de “envidia y egoísmo” a los científicos que dudan de la eficacia del producto ‘milagroso’

El dictador Maduro insiste en su ridículo: presentará un estudio de sus “gotas milagrosas” contra el COVID

El líder del régimen chavista vuelve a destacar la presunta eficacia del antiviral a pesar de las duras críticas de la comunidad científica

El dictador Maduro insiste en su ridículo: presentará un estudio de sus “gotas milagrosas” contra el COVID
Nicolás Maduro PD

El dictador Nicolás Maduro sigue distrayendo a la comunidad internacional con unas “gotas milagrosas” contra el COVID-19, mientras sigue reprimiendo a la oposición y a los medios de comunicación.

El tirano bolivariano dijo que publicará “en los próximos días” los estudios realizados al fármaco Carvativir, que de acuerdo con el propio mandatario actúa de manera complementaria en los tratamientos contra el virus SARS-COV-2, que causa el COVID-19.

“Se ha desatado una campaña brutal contra el Carvativir, es un antiviral, ayuda como antiviral a parar, a neutralizar la célula del coronavirus”, dijo Maduro durante el balance semanal que hace de la lucha contra la covid-19 en Venezuela.

“Está demostrado científicamente, tenemos el estudio (y) en los próximos días será ejecutada la publicación científica internacional con todos los estudios del Carvativir”, añadió.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió que se publiquen los hallazgos sobre el Carvativir, un fármaco desarrollado en Venezuela y que Maduro había defendido días antes como unas “gotas milagrosas” que neutralizan al 100 % el coronavirus. Por su parte, la Academia de Medicina desconoció las “goticas milagrosas” de Maduro y le pidió que no desinforme.

Sin embargo, Maduro rectificó sus declaraciones iniciales, que reconoció habían despertado “tremenda polémica”, y señaló después que el Carvativir es “complementario” en los tratamientos contra la covid-19.

Esta vez, el líder chavista dijo que las dudas que despierta el fármaco están basadas en “la envidia” y “el egoísmo” de las potencias mundiales y las grandes empresas farmacéuticas.

“(Por) la suciedad de mente de algunos se les ocurre combatir con criterios ideológicos y políticos la razón de la ciencia”, agregó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído