El régimen chavista sigue guardando silencio sobre el brutal ataque contra los soldados en la frontera

El vídeo más humillante: Así las FARC autoriza a recoger los cadáveres de los militares venezolanos asesinados

Los soldados no fueron torturados, sus cuerpos no estaban mutilados y también es falsa la versión de que les habían sacado los ojos y la lengua

El vídeo más humillante: Así las FARC autoriza a recoger los cadáveres de los militares venezolanos asesinados
FARC PD

Las FARC sigue demostrando que puede actuar con total libertad en territorio venezolano y hasta asesinar a soldados bolivarianos sin ningún inconveniente.

Mientras la Fuerza Armada Nacional Bolivariana guarda silencia sobre el número de los soldados asesinados, desaparecidos y heridos, las imágenes en las redes sociales muestran a la banda terrorista colombiana actuar con total libertad sobre los cadáveres.

Una impactante grabación da muestra del rescate de los cuerpos de los militares, ya en estado de descomposición, luego que la guerrilla “prestó la colaboración” para que los sacaran del lugar donde quedaron los cuerpos.

La falta de información hace que abunden las especulaciones. Es importante destacar que los militares no fueron torturados, sus cuerpos no estaban mutilados y es falsa la versión de que les habían sacado los ojos y la lengua. Tampoco fueron enviados por la guerrilla en bolsas plásticas.

Miembros de la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-Gentil Duarte) contactaron al sacerdote de La Victoria, Luis Roa, para permitirles el acceso a la zona donde se encontraban, en trincheras y al aire libre, los cadáveres descompuestos de los militares asesinados; el párroco fue hasta el lugar para el rescate de los cadáveres que fueron subidos a un camión de transporte de ganado y trasladados a Guasdualito.

Uno de los guerrilleros, con un radio portátil en la mano, va señalando dónde están los cadáveres para que sean recogidos y llevados al camión: “Vea aquí tiene dos”, se le oye decir, mientras camina hasta el siguiente cuerpo. Uno a uno se devela la dantesca imagen de los cuerpos.

“Es la primera vez que yo hago esto”, se le oye decir con voz baja y prudente a un hombre delgado, que no se sabe si es el sacerdote o alguna de las personas que acompañaron al grupo a quien las FARC les indició el lugar de los muertos. “No se preocupe por eso señor, aquí le vamos a brindar todo el apoyo posible”, le dice el guerrillero.

Más adelante el hombre del radio en mano manifiesta: “Mientras el Gobierno no se ponga, pues todos estamos bien”. Luego indica: “Vea, pegue ese camión pa cá que aquí hay dos más”. Y el guerrillero continúa “pudiendo hacer las cosas de buena manera, tienen que llegar a esta situación”. Alguien pregunta que cuántos son, refiriéndose a los cadáveres y él responde: “Son como 12”.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído