Nueva estrategia de la dictadura de Nicolás Maduro para quedar impune por sus violaciones a DDHH

Los siete puntos que hacen tambalear el plan de Tarek William Saab para evitar que el chavismo pague por sus crímenes de lesa humanidad

El Comité Internacional Contra la Impunidad en Venezuela (CICIVEN) desmonta los argumentos del Fiscal General chavista ante la Corte Penal Internacional (CPI)

Los siete puntos que hacen tambalear el plan de Tarek William Saab para evitar que el chavismo pague por sus crímenes de lesa humanidad
Tarek William Saab PD

El Fiscal General de facto de Venezuela, Tarek William Saab, puso en marcha un plan para intentar que el régimen de Nicolás Maduro pague por sus crímenes de lesa humanidad contra los venezolanos.

A través de un comunicado ante la Corte Penal Internacional (CPI), el representante chavista busca “de forma absurda” presentar alegatos y defensas que están “plagados de incongruencias jurídicas que dejan entre dicho el Ministerio Público que dice representar”.

Desde el Comité Internacional Contra la Impunidad en Venezuela (CICIVEN), liderado por el abogado William Cárdenas, analizan el comunicado de Tarek William Saab. Un documento que han visto con “sorpresa y estupor” y sobre el que destacan siete puntos que hacen tambalear el plan chavista para salir impunes de sus crímenes de lesa humanidad.

PRIMERO.- Llama la atención que el Fiscal venezolano solicite en forma equívoca la colaboración con la Fiscalía de la CPI, invocando la disposición 93.10 del ERCPI, que no es aplicable al caso concreto, pues el supuesto que prevé el Estatuto es para el momento en que sea el Estado Parte el que adelante una investigación, algo que nunca ha ocurrido, válidamente, en la jurisdicción venezolana.

SEGUNDO.- Solicita el Ministerio Público de forma inverosímil, se le transmita información sobre el material que reposa en el examen preliminar del Caso Venezuela I, a sabiendas de que estos documentos tienen un carácter estrictamente confidencial, en aras a la protección de las víctimas y testigos.

TERCERO.- También solicita el acceso a elementos probatorios que sólo podrán ser objeto de conocimiento y valoración por las partes, en los términos previstos en el Estatuto de Roma, cuando se produzca la etapa procesal correspondiente. Obviamente, el Fiscal de facto de Venezuela soslaya de nuevo que estamos ante una jurisdicción penal internacional, en la que son las personas inculpadas y no el Estado, las que pueden ejercer ese derecho.

CUARTO.- Se queja el Fiscal de no haber recibido información, ni respuesta a los informes que ha presentado recientemente. Que ironía, han sido justamente ese Ministerio Público, y los órganos jurisdiccionales de Venezuela parcializados con el regimen, los que se han negado a investigar esos hechos, lo que ha abierto las puertas a la jurisdicción complementaria de la CPI, por la que vienen clamando e invocando las víctimas venezolanas desde hace más de 18 años.

QUINTO.- Se adelanta el Fiscal Saab a los hechos que se avecinan, al dirigirse a la Sala de Cuestiones Preliminares invocando un supuesto “Control Judicial”, ilegal, extemporáneo e impropio, pues escapa al objeto de las denuncias. Con sarcasmo, se quejan de presunta “inseguridad” en la CPI, quienes durante más de 18 años consecutivos, han mantenido a miles de seres humanos sometidos a ataques sistemáticos y generalizados de violación a sus derechos humanos y crímenes atroz.

SEXTO.- Finalmente, luego de tanto desvarío jurídico, el Fiscal usurpador miente al afirmar que ha solicitado en numerosas ocasiones la visita de equipos de la Fiscalía de la CPI, pues sólo fue desde octubre pasado cuando han prestado atención a estas denuncias; y finalmente, invoca ante la Sala de cuestiones preliminares que las decisiones de la Fiscalía de la CPI no se guíen por decisiones políticas, cuando hasta hoy, y desde hace más de 18 años, es público y notorio que han sido ellos, los usurpadores del poder, quienes han logrado impedir el inicio de la investigación. Ha sido un último intento por prolongar la inminente agonía procesal de aquellos que tendrán que responder próximamente ante los órganos jurisdiccionales de la Corte Penal Internacional en La Haya.

SÉPTIMO.- Lo que no nos sorprende es el tenor de este comunicado. Refleja la clásica cobardía de los criminales cuando se ven y sienten acorralados. Sólo esperamos por el pronunciamiento de la CPI, y la llegada del nuevo Fiscal, el abogado británico Karim Khan, ante el cual tendrán que ventilarse algunos de estos asuntos, pues no olvidemos que el actual examen preliminar sólo abraza los hechos ocurridos a partir del 2014, pero la acción criminal del chavismo/madurismo tiene un origen mucho más remoto. Siempre estaremos, conforme a nuestros estatutos de CICIVEN, atentos al devenir de este proceso, por razones de solidaridad con quienes han sido víctimas de estos crímenes, por que se garantice la justicia y “HAYA JUSTICIA EN LA HAYA”, porque sólo así podremos lograr las sanciones a los criminales que la comunidad nacional e internacional reclaman.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído