El régimen asiáticos presiona al Gobierno de Jair Bolsonaro a través de la salud de sus ciudadanos

Los laboratorios Sinovac exigen a Brasil cesar las críticas a China a cambio de recibir vacunas COVID

La empresa firmó un acuerdo con el prestigioso Instituto Butantan de Brasil para la producción de CoronaVac

Los laboratorios Sinovac exigen a Brasil cesar las críticas a China a cambio de recibir vacunas COVID
Jair Bolsonaro PD

China quiere utilizar las vacunas como ‘moneda de cambio’ para limpiar su imagen internacional.

Los ejecutivos del laboratorio Sinovac pidieron que el gobierno de Jair Bolsonaro deje de criticar a China para garantizar el cumplimiento de los contratos de vacunas para el coronavirus, según informaron diplomáticos brasileños en documentos obtenidos por el portal O Globo.

Los cables enviados por la Embajada de Brasil en Pekín, presentados ante la Comisión de Investigación Parlamentaria (CPI) sobre la gestión del gobierno ante la pandemia, informaron sobre una reunión entre diplomáticos brasileños y los máximos líderes del laboratorio SinoVac, que manifestaron su rechazo a las declaraciones del mandatario.

“Podría ser útil que el acuerdo entre las empresas fuera visto como una demanda del gobierno brasileño”

Sinovac ha firmado un acuerdo con el prestigioso Instituto Butantan de Brasil para la producción de CoronaVac. Sin embargo, en las últimas semanas no se cumplió con el cronograma pactado del envío del ingrediente activo, fundamental para la producción local de las dosis, ya que solo recibieron el 75% de las cifras acordadas.

En la reunión celebrada el 19 de mayo en la sede de la empresa, según el reporte diplomático, el presidente de Sinovac, Yin Weidong, dijo que un cambio en la postura del gobierno generaría una relación “más fluida”.

Ante las inquietudes por el faltante, la respuesta de Yan fue política. “Sería conveniente, para el proceso, que el gobierno brasileño buscara ‘desarrollar una relación más fluida y positiva con el gobierno chino’”, dijo, según los diplomáticos.

En la conversación, también habría resaltado a Indonesia y Chile como ejemplos de “reflejos positivos de buenas relaciones” con Pekín. En Chile, uno de los países con mejores tasas de vacunación de la región, el 90% de las dosis aplicadas son de Sinovac.

Según el documento, Yin “no afirmó categóricamente que habría una interferencia directa del gobierno en la asignación de insumos, pero destacó la importancia del buen diálogo entre Brasilia y Pekín”, ya que no se trataba de una cuestión únicamente comercial.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído