El líder de la ‘revolución bolivariana’ aprovecha para intentar tender puentes con EEUU

El dictador Nicolás Maduro confirma las negociaciones con la oposición para las elecciones del 21 de noviembre

El tirano chavista afirma que “se están dando los primeros pasos para un diálogo justo”, mientras que la población teme que sea otra trampa del régimen para seguir en el poder

El dictador Nicolás Maduro confirma las negociaciones con la oposición para las elecciones del 21 de noviembre
Nicolás Maduro PD

Los venezolanos temen lo peor después de que el dictador Nicolás Maduro confirmó que se están llevando a cabo “intensas negociaciones” con la oposición para “ampliar las garantías electorales” de las elecciones del 21 de noviembre en Venezuela.

Es ampliamente conocido que las negociaciones de la dictadura solo han servido para dotar al régimen de ‘oxígeno’, mientras siguen consolidándose en el poder.

En una entrevista con el medio estadounidense Bloomberg, el dictador chavistas afirmó que “se están dando los primeros pasos para un diálogo justo con la oposición”.

Consultado sobre si se van a cumplir los requerimientos de los observadores internacionales para las elecciones, el venezolano aseguró que todos “están invitados”.

Además, detalló que fueron enviadas “invitaciones formales” a centros importantes de pensamiento político, especialistas electorales y a organizaciones internacionales, entre ellas la “Unión Africana, la Unión Europea y la ASEAN, así como también observadores de Estados Unidos”.

“Hay una negociación intensa y diversa con todas las oposiciones. En Venezuela no hay una sola oposición. Y hoy por hoy hay intensas negociaciones para ampliar las garantías electorales con vistas a las mega elecciones del 21 de noviembre y muy pronto va a haber buenas noticias de nuevas garantías para esas elecciones”, confirmó Maduro.

“Las garantías electorales para propiciar unas mega elecciones transparentes y verificables se van a ampliar en función con la negociación política que se están dando con todos los factores de oposición”, añadió.

Con respecto a las relaciones con Estados Unidos, el dictador se mostro abierto a “abrir un pasillo de comunicación” con el país norteamericano y “regularizar las relaciones diplomáticas”. Expresó su deseo de “llegar a un acuerdo de convivencia y de intercambio” y de “reactivar las inversiones petroleras y las inversiones económicas estadounidenses en Venezuela”.

Asimismo, instó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a que “cese, desde la Casa la Blanca y el Departamento de Estado, la demonización de Venezuela, la demonización de la Revolución bolivariana y la demonización del presidente Nicolás Maduro”.

“Ojalá podamos encontrar caminos de acercamiento, de respeto, de beneficio mutuo que permitan regularizar relaciones entre los Estados Unidos y Venezuela”, agregó. De todas maneras, manifestó que “no ha habido ninguna señal” por parte de Biden para reconstruir el diálogo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído