Artículo de opinión

Opinión: Un simulacro electoral para un simulacro de país

Opinión: Un simulacro electoral para un simulacro de país
CNE PD

El pasado 10 de octubre se realizó a nivel nacional un ejercicio electoral. Teóricamente era solo eso. No fue así. 

Cada organización lo asumió como un reto, más que una práctica y una enseñanza pública de un derecho: VOTAR.

Yo no le digo a nadie que no vote. Tampoco le digo lo contrario. 

Sigo creyendo que no hay condiciones ni justificación para hacerlo. De hecho, la falsa oposición recibió como se dice en los Estados Unidos, aunque es una frase que viene de México: «Literally, it means to give someone a cup of their own chocolate». Literalmente “una sopa de su propio chocolate”. El chavismo, sin ninguna sorpresa para mí, mostró los dientes de su actitud y de su aptitud para el venidero proceso.

Yo que me he caracterizado por hablar sin esconder nada, lo cual es un error en este oficio, aunque siempre dejo algo para el camino, encontré el evento propio para definir el país Venezuela: Un simulacro electoral, para un simulacro de país, para un simulacro de oposición y un simulacro de la opinión pública, manejada por los dos factores que han destruido la nación: Los que gobiernan desde hace 22 años y los que dicen ser oposición, durante el mismo tiempo sin haber avanzado realmente nada, o en el mejor de las definiciones muy poco.

En un país serio, con un gobierno serio, con una opinión pública sería, hija de una sociedad seria, ya Nicolás habría renunciado y el gobierno de “internet” (no halló mejor definición) tampoco existiría. La oposición sería representada por otros personajes, que no importa si fueran los mismos partidos. Por Dios, liderazgos de más de 30 años, que han ahogado e impedido que una generación de relevo asuma la conducción de la patria.

Muchos ignorantes y otros llenos de sabiduría “socarrona”, que viene siendo peor que la falta de conocimiento.

El país sigue a la deriva. Los que gobiernan de hecho, no tienen nada que ofrecer. Tuvieron todo y destruyeron todo. En muchísimos casos se lo apropiaron. Los que quieren gobernar, y lo hacen de manera cómoda, manejando cuantiosos recursos sin atender a nadie, pues son un gobierno de apariencia, con manejo de riqueza, pretenden llegar para hacer lo mismo y hasta para hacerlo peor. No son gobierno de certeza y ya huele a escándalo, corrupción, manejos irregulares…!En presencia de que estamos¡

Si opinas algo, los chavistas te llaman “escuálido vende patria” y los del G4 dicen “este trabaja para el G2 cubano, es pagado por el chavismo”.

Si criticas a Guaidó te pública el régimen. No así la gran parte de los medios manejados por el que montó un canal con los bienes que se llevó de un gobierno “adeco”. Si criticas al chavismo, no te publican y de paso te CENSURAN los medios que alimentan el socialismo del siglo XXI, que para mí es del siglo I.

Es un simulacro, una mentira tras otra.

Hay candidatos a la gobernación que trabajan en alianza con chavistas, incluso socios en negocios en los Estados Unidos. Tienen como censurarte o sacarte del juego.

Entre el régimen y el G4 hay un simulacro de pelea. Una obra de teatro, una farsa. Hoy te agreden, te persiguen y mañana puedes ser candidato, desplazarte a tu antojo.

Partidos del G4 se creen más “estadounidenses” que el águila americana y cuando criticas a Guaidó te dicen: “Él está puesto allí por los gringos, tiene su apoyo”. No les importa que las grandes mayorías se hayan alejado de él; desapareció la magia.

Ahora cuando el gobierno de Estados Unidos ataca al “pichón” de dictador, de El Salvador, no hablan, no opinan. ¿Por qué? Bueno imaginen ustedes que a mí, aquí en las tierras del norte donde me encuentro, uno de esos beneficiados del partido del gobierno de “internet”, me amenazó y mando a decirme que si lo mencionaba “tenía como expulsarme de USA”.

Por eso me resulta difícil suponer quién es peor…No veo diferencia entre el G4 y el Polo patriótico. Solo que uno por razones obvias ha hecho más daño que el otro.

Necesitamos un venezolano de verdad, y no de simulacro.

Los resultados del 21 de noviembre, no serán de simulacro aunque aún haya quienes quieran seguir montando, uno tras otro.

LO DE MONÓMEROS NO ES SIMULACRO

No le voy a agregar más nada a lo dicho. Me limito a exigir como venezolano que se explique razonablemente el asunto. No he visto pruebas o elementos que me conduzcan a señalar responsabilidades de equis o de zeta. Si hay irregularidades. Que se investigue y luego que se restructure.

No sé cuál será la postura del Presidente Duque.

No comparto la triste posición de Guaidó.

Es probable que un arreglo con el gobierno colombiano oculte a la luz pública la verdad de lo que allí pasó.

Primero Justicia tiene razón. El problema es que hizo “pío” muy tarde.

Me molesta cada vez que se habla del tema cuando alguien te dice “la gente no habla de eso, no le importa”. Es como aquello de que los “adecos eran mejores porque robaban y dejaban robar”.

Tienen razón en algo, no hablan de eso ni de participar. Eso sí será un simulacro en estas condiciones.

El venezolano de a pie, sabe que con el chavismo nada ha mejorado. Con Guaidó y con el G4 tampoco. 

Por eso huyen, se van, emigran. Y eso no es simulacro. Es lo único real. De aquí a enero, el último en salir que apague la luz...Ojala se encienda algún bombillo, algún farol.

Todos desde nuestra trinchera necesitamos dar una pelea de verdad y no de simulacro.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído