EL OFICIALISMO ES ARRILLADO POR LA OPOSICIÓN

El peronismo se la pega: el Gobierno de Alberto Fernández pierde las elecciones legislativas en Argentina

El país austral intenta recuperarse de la pandemia en medio de una fuerte crisis económica

El peronismo se la pega: el Gobierno de Alberto Fernández pierde las elecciones legislativas en Argentina
Mauricio Macri y Alberto Fernández. PD

Esta vez y hay que felicitarse, la ciudadanía argentina no ha tragado las mentiras oficiales.

«He cometido errores», ha admitido el presidente Alberto Fernández este domingo 14 de noviembre de 2021, a las 22 horas locales, en un discurso grabado desde la Quinta de Olivos con motivo de los resultados de las elecciones legislativas.

Las razones que impulsaron su confesión son obvias: tras 38 años, el peronismo acaba de perder por primera vez la mayoría en la Cámara de Senadores y el partido oficialista ha sido derrotado en la mayoría de las provincias del país.

De las 257 bancas totales que hay en Diputados, el macrismo tendría 116 escaños y el oficialismo 119.

En esta votación, se renuevan 127 asientos de toda la cámara baja, a partir de diciembre, cuando asuman los nuevos representantes.

En el Senado, donde el Frente de Todos tenía quórum propio, perdería el control del recinto, y también tendría que negociar con otros partidos.

Así, la bancada gubernamental tendría 35 senadores y el macrismo 31, de los 72 escaños totales.

El resto, quedaría en manos de otros partidos más pequeños. De todos modos, desde Presidencia dicen que habría «quórum garantizado», al contar con el apoyo de otros frentes aliados.

La conformación del nuevo Poder Legislativo será clave para las medidas que planea aplicar el Gobierno de Alberto Fernández en el próximo período de gestión. De hecho, el Ejecutivo busca tener el consenso de los congresistas para renegociar el pago de la deuda por casi 45.000 millones de dólares con el FMI.

Ello, sumado a que los presupuestos anuales necesitan el aval de los legisladores.

Entre tanto, el país sudamericano afronta un difícil contexto económico y social, mientras el peronismo promete una fuerte reactivación de la actividad. Los últimos datos oficiales marcan un 40,6 % de pobreza, agravado por la pandemia y la constante devaluación de la moneda nacional.

Es que, los problemas estructurales que recibió Fernández al asumir como jefe de Estado tras los cuatro años de Mauricio Macri en el poder, empeoraron por la emergencia sanitaria.

Frente a ello, la actual administración viene de recibir un duro golpe en las elecciones primarias, cuando obtuvo un 31 % de los votos contra un 40 % de Juntos por el Cambio, afín al expresidente Macri. El resultado significó una abrupta caída en la popularidad del Gobierno, que había logrado la Presidencia en 2019 con un 48 % de votos a favor.

Además, la votación de septiembre desencadenó una crisis política que concluyó con la renovación de la mitad del Gabinete, tras las duras críticas de la vicrepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

Con ese marco, las elecciones de medio término suelen servir para saber si la ciudadanía aprueba o rechaza a la administración en curso.

Tras el último mal antecedente electoral, y el fuerte aumento del gasto público para apaciguar el malestar social, Fernández busca acortar la distancia que obtuvo la oposición en la votación de septiembre.

 

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído