Artículo de opinión

Opinión: Denuncias, propuestas y resultados

Opinión: Denuncias, propuestas y resultados
Venezuela PD

Todavía es muy pronto para hacer un análisis profundo de lo sucedido el pasado #21N.

Empecemos por definir los hechos:

Una apariencia de elección. Con más o menos, elementos que la hacen posible asumir la denominación de sufragio. Jurídicamente puede considerarse así. Políticamente también. En el terreno de lo práctico, la gente votó, no eligió.

Las condiciones no fueron las mejores. Tampoco nada distinto a lo que no hemos conocido en Venezuela, desde hace unos 20 años, incluida la situación del muerto en uno de los centros de votación.

Es evidente que en Venezuela, este y otros procesos, carecen de elementos mínimos e indispensables para que haya menos ruido en el proceso de decisión de elegir y votar. Es un problema cultural, que durante el proceso chavista, ha llegado a niveles superlativos.

Ningún político venezolano, ni el castrocomunista, ni el “mudero”, ni el más impoluto es ajeno a esos complejos que sufre el ser humano cuando detenta el poder.

Nuestra triple herencia española, india y negra, se impone. Somos jactanciosos, pantalleros, flojos y pretenciosos. Gobernando no somos distintos, con sus variables.

La actual clase política de remate ha extinguido las dos generaciones de liderazgos que le seguían y dudo que puedan sobrevivir a sus progenitores. 

Criticamos a Nicolás, a Diosdado, a Rodríguez y un alto porcentaje de nuestros dirigentes se comportan similarmente. Uno de esos sobrevivientes, igual que Nico, también entrena a su hijo para sucederlo. Forman parte muchos familiares de los primeros anillos de contratistas y proveedores compitiendo con otros empresarios y políticos que andan en lo mismo. Es el mundo de la política, fascinante y estresante. 

ABSTENCIÓN O DIVISIÓN O QUÉ

Revisando números e historias, concluyó que la abstención fue el efecto. No la causa. Cuesta entenderlo para muchos. En cifras no fue muy distinta a la tradicional para este tipo de eventos ubicada entre 50 y 55%. Llegó a un poco más del 60%, con la ayuda de la “mano negra” de un CNE chavista y la no valoración de unos seis millones de migrantes, que ya no vivimos en el país, ni nadie mostró interés por lograr nuestra votación. Esto debe valorarse en una probable participación en la cita del 2024. 

Desde 1998, nunca la oposición ha logrado la unidad. La afectiva, que es la necesaria.

La MUD, G4 se queja de los que llamaron a la abstención y esa premisa es falsa. Nadie, absolutamente nadie, domina esa masa que culturalmente tiene muchos años escuchando de sus líderes la recomendación de NO VOTAR: 2017, 2018, 2019 y 2020. Hoy se quejan de la cultura que han logrado cimentar. Ni María Corina, ni Ledezma, ni ninguno de esos partidos tiene la capacidad ni la maquinaria para creerse dueños de las cifras de abstención. 

Hoy el problema no es de división. El que en Lara votó por el desabrido Luis Florido, no lo haría por el ex chavista Henri Falcón, por poner un ejemplo. Así que el problema no es de UNIDAD simplemente. No es sumar y multiplicar. 

La matemática política nos obliga a entender su utilidad lógica. Por eso se suele decir mucho que en política dos más dos, no son necesariamente cuatro.

El resultado obliga a lo que nunca se ha hecho: Un análisis serio y en consulta de todos los factores opositores. Definir los roles. Resolver o sincerar las diferencias. Tensiones sí, fricciones son intolerables en el único propósito de salir del «castrocomunismo».

No es borrón y cuenta nueva. No. En ese encuentro debemos estar todos. Los políticos, los líderes, los principales dirigentes y los periodistas e influenciadores. Si yo creo que este o aquel, negocia, o es un agente disfrazado del chavismo, debo ir, llevar pruebas y argumentos y resolver.

Lo importante es llegar a Berlín. Hasta el Bunker. Obligar a rendirse al tirano o que como Hitler, vaya al suicidio (políticamente hablando).

Si primero llegan los rusos, o los Estados Unidos, se verá en el camino. 

2024 requiere de un Plan de Invasión. Hagámoslo. Primero entrenemos, preparémonos. Tenemos dos años para recuperar la nación. En principio me parece perder tiempo en un referendo, que no ganaremos bajo estas circunstancias.

El retiro requiere conversaciones. Como en Vietnam. Unos negociaban en París y otros peleaban en Saigón. Estados Unidos no perdió, sabiamente evitar más muertos en un conflicto interminable ante un enemigo no convencional. México tiene ese papel. Debería serlo por lo menos. El interinato ya no contribuye en ese logro.

Maduro sobrepasó la narrativa originaría como dice el tuitero Walter Molina Galdi, “…adaptándose a su realidad actual; desplazó a los Chávez casi por completo; anuló a Diosdado; hizo huir a sus principales enemigos internos como Ramírez; e infiltró a la oposición quirúrgicamente. No era tan bruto como algunos sugerían”.

RECIBO DENUNCIA

Tengo todos los recaudos y pruebas que demuestran “el día 10/08/2021, por la ciudadana Claudia Virginia Molina Velazco, con C. I. Nº 22.147.392, la cual expone: El manejo indebido y fraudulento por parte de la Dirección Ejecutiva de Salud de Petróleos de Venezuela (PDVSA), de los recursos económicos asignados, situación que afecta el normal funcionamiento de los centros de salud de la industria. El caso es que se realiza la cancelación de facturas por distintos servicios, de manera específica a lo que le podríamos llamar un “pool” de seis (6) empresas propiedad del Señor Wilding Jiménez, las cuales operan a nivel nacional, en clínicas de PDVSA, específicamente en el oriente del país en el Hospital San Tomé y en el occidente en el Hospital Coromoto de esta Ciudad de Maracaibo del Edo Zulia. Las contrataciones se realizan sin licitaciones, es decir a dedo, desde la ciudad de Caracas sede de la Dirección Ejecutivas de Salud, la cual asigna los contratos y la totalidad de los recursos en las siguientes empresas: Construcciones Gumar, Rif-J-30736967; J&G Investing C.A.Rif-J-402571739; Proinca Rif-J-40714480-4; Corporación Koolwid C.A. Rif- J-40874069-9; Cooperativa Nadior Rif-J-29897054-5 y Sermeinteca Rif-J-31345476-1. Las mismas reciben pagos sin facturación y a un alto sobreprecio en comparación a los del mercado.

Antes de seguir aportando elementos, esperamos que la Fiscalía y el propio gobierno, actúen e investiguen.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído