Repsol volverá a importar crudo venezolano a partir del próximo mes de julio

Maduro sonríe por la invasión a Ucrania: Así se beneficiará política y económicamente de la desconexión del petróleo ruso

El acercamiento entre Biden y Maduro permitirá a España deshacerse de su contrato con Rusia

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro PD

El dictador Nicolás Maduro está sonriente por todos los beneficios económicos y políticos que podrá rascar gracias a la invasión rusa a Ucrania.

Ahogado por la crisis humanitaria, las sanciones internacionales y una pésima reputación mundial, el tirano bolivariano ahora podrá aprovechar el conflicto bélico para usar sus reservas de petróleo como ‘moneda de cambio’.

Maduro anunció este lunes 6 de junio que las petroleras extranjeras (entre las que se encuentra Repsol) podrán volver a operar en el país caribeño. Un ‘balón de oxigeno’ al régimen acusado de graves violaciones a los Derechos Humanos y de generar la salida de millones de venezolanos.

A pesar de que Estados Unidos fue uno de los más críticos con la dictadura venezolana, ahora da un polémico giro a su política internacional. No en vano, las exportaciones de Venezuela hacia Estados Unidos se incrementaron en un 160% el primer trimestre del año.

El pasado 8 de marzo, el presidente Joe Biden anunció un veto total del gas y petróleo ruso. Días después, la administración norteamericana señaló a Caracas como alternativa al crudo ruso.

Hace unas semanas, Washington adelantó que levantaría algunas sanciones económicas, entre ellas la prohibición de la petrolera estadounidense Chevron de negociar con la estatal venezolana PDVSA, a cambio de la reactivación del diálogo entre el Gobierno de Maduro y la oposición en México. Este lunes, el anuncio era una realidad.

«Estados Unidos hace una semana dio unos pasos leves, pero significativos, al entregar licencias a Chevron, Eni y Repsol para iniciar procesos que lleven a producir gas y petróleo en Venezuela para exportar a sus mercados naturales», dijo este Nicolás Maduro.

En declaraciones a los medios, el falso opositor, Henrique Capriles, ha apoyado el final de las sanciones contra el petróleo venezolano, «el gran beneficiado fue Putin», dijo. Aun así, Capriles ha insistido en que «el responsable de la ruina del país» es Nicolás Maduro.

España se suma al chavismo

España lleva sin importar ni un solo barril de petróleo venezolano desde septiembre de 2020. En 2019, Caracas fue el tercer mayor suministrador de crudo, solo por detrás de México y Brasil, según Cores.

El giro de timón de las relaciones entre EE.UU. y Venezuela retornará la llegada de petróleo procedente del país a España, y suplirá la cantidad comprada al Kremlin. Repsol empezará a enviar crudo el próximo mes de julio.

La petrolera descarta –de momento– hacer declaraciones al respecto, según desvela ‘El Debate’.

Aun así, la noticia podría hacer despegar sus cifras. En los últimos balances, la presencia en Venezuela se había convertido en un quebradero de cabeza para Repsol. La presión para que la compañía abandonase el país caribeño ha sido constante.

OFERTAS PLATA

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 21 Y EL 40% !!!

Te ofrecemos un amplio catálogo de ofertas, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído