Lucía Etxeberría muestra el lado más amargo de la realidad profesional del periodismo

Miguel Pato (Periodista Digital)-. “Mi amigo Curro es licenciado en derecho y en periodismo, habla tres idiomas, y es un formidable periodista todoterreno. Pero lleva años encadenando contratos basura.” Así empieza una historia que es la de la mayoría de los profesionales dedicados al mundo de la comunicación. Lucía Echeverría no se calla y arroja luz, en una pequeña pero esclarecedora columna, sobre la realidad profesional soportada por algunos periodistas.

La edición vespertina de Diario ADN incluía en su contraportada la columna “The end” con el título Nuestro propio CPE. Etxeberría relaciona la actual situación de crisis laboral que sufren algunos sectores como el periodismo, con el Contrato Primer Empleo que los estudiantes franceses has conseguido tumbar al Gobierno galo.

La escritora habla de Curro. Curro es el símbolo. Todos podemos ser él, lo fuimos o lo seremos. Las becas en las que se trabaja como todos pero se cobra sólo cómo “precario”. Las jornadas que nadie quiere dando lo mejor que llevas dentro. Al final sólo unos pocos se quedan, a otros les dan la palmadita en el espalda, cuando no la patada. Ese es “Nuestro propio CPE” que define Lucía Etxeberría.

El verano pasado Curro trabajó en uno de los departamentos de la primera agencia de noticias del país, que se sostenía gracias a ¡10 becarios! que trabajaban informando de acontecimientos tan relevantes como los españoles fallecidos en Afganistán, por 300 euros mensuales, mientras los redactores contratados disfrutaban sus vacaciones.

De los más de 30 becarios que pasaron por la agencia en 2005, ninguno consiguió el ansiado contrato.

La experiencia no es un grado

La columna es breve pero sabe incidir en los puntos calientes que están en boca de todos. Así Etxeberría toca otros dos asuntos que son vertebrales. La penalización a la que es sometida tu experiencia y sueldos que, para unos licenciados, son irrisorios.

Pero algunos amigos lo llevan peor. Como ya hace cuatro años que acabaron la carrera a ningún empresario le interesa contratarles, ¿para qué pagarles más si siempre habrá un chico recién licenciado o aún estudiante que trabaje por menos dinero?
(…)
El 43% de los profesionales que trabajan en los medios no ganan más de 825 euros y un 5% no superan los 600. Y es que las becas y los contratos en prácticas no precarizan sólo el empleo juvenil, sino el de todos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído