Los sindicatos de TVE aseguran que «no sobra gente, sobran productoras»

(PD).- Los dirigentes sindicales de TVE Paco Andújar (UGT) y Marcel Camacho (CCOO) han charlado con los lectores de ELPAIS.es acerca de su lucha para echar abajo el plan de saneamiento propuesto por la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, que prevee la reducción del 44% de la plantilla del Ente Público: «Los trabajadores no vamos a pagar los platos rotos de la mala gestión de RTVE ni de los malos planes de la SEPI», han asegurado.

El plan de saneamiento, que dejaría en la calle a alrededor de 4.000 trabajadores, pretende hacer frente a la deuda económica de la Radiotelevisión pública. Una merma que, explican, hace imposible asegurar los contenidos de las emisiones. «No sobra gente, lo que sobran son productoras que se llevan el trabajo fuera. Paulatinamente, ellas han encarecido los costes de producción y han sido el nido de privilegios de amigos, de unas y otras direcciones«.

Para Camacho y Andújar el denominador común del plan de saneamiento es dejar la producción de programas en manos del sector privado, lo que provocaría salarios precarios y contratos temporales, cuyo «ahorro de costes laborales va a parar a los bolsillos de los empresarios y se saca de los de los trabajadores«.

Los entrevistados han resaltado la unidad sindical entorno a este problema, y han afirmado tajantemente que no existe acuerdo de ningún tipo con RTVE: «nada hay pactado y precisamente tras la huelga lo que esperamos es la retirada de la propuesta del plan de saneamiento«. Otra de sus reivindicaciones consiste en que antes de la negociación se disponga de un modelo definido en el Parlamento y después se aborden sus consecuencias.

Camacho y Andújar, que acudieron a la entrevista muy documentados y con muchas ganas de que los lectores conozcan bien su lucha, se han mostrado muy críticos con el actual modelo de televisión española: «Los últimos intentos (‘Teleobjetivo’, ‘Rufus y Navarro’…) han incurrido en la típica telebasura que busca convocar a los televidentes a cualquier precio». También han recalcado que una radiotelevisión pública debe asegurar la permanencia de los valores humanos por encima del negocio y el beneficio empresarial: «Nuestra rentabilidad no será nunca la económica, sino la social«.

Comisiones Obreras y UGT defienden un modelo de RTVE caracterizado por la integridad territorial y el empleo estable. Para conseguirlo, creen que la mejor manera de gestionarla es utilizando al máximo todos los recursos propios. «En los sindicatos ya hemos reiterado nuestra disposición a negociar medidas tendentes a la mejora de la eficacia y la productividad».

En cuanto a la pregunta de un lector de por qué no han pedido los sindicatos la dimisión de Carmen Caffarel, han dicho que el objetivo no es que se cambie un director general por otro, sino «una política que saque a RTVE de las manos de productores y que garantice un futuro estable en lo que a financiación se refiere«. Pese a no exigir el cese de la directora general de RTVE, los dirigentes sindicales han denunciado la falta de compromiso de los sucesivos Gobiernos para arreglar esta situación y echan en falta «acciones de responsabilidad política, económica o penal hacia las distintas direcciones generales«.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído