Paris-Match denuncia presiones de las fuerzas políticas en la prensa

Paris-Match denuncia presiones de las fuerzas políticas en la prensa

Yesica Jiménez (PD).- Rueda la cabeza de Alain Genestar, director de Paris-Match desde 1999. Al ministro del Interior no le sentó bien que la revista de su amigo, Arnaud Lagardère, publicase las fotografías de Sarkozy con su amante. Se reabre el debate de la independecia de la prensa en Francia

La caída de las ventas en la prensa tradicional no es algo nuevo. Los trabajadores del Paris-Match, además de obstáculos como Internet y los gratuitos, también tienen que soportar que sus políticos se inmiscuyan en menesteres que no les incumben.

El pasado jueves, los trabajadores de la publicación francesa escribieron un comunicado para denunciar las presiones políticas a las que se están viendo sometidos y exigir «la necesidad de respetar la independencia informativa», según publica Rubén Amón de El Mundo:

La contaminación política de la prensa parece responder a las sensaciones de un cambio de guardia. Seguramente porque la agonía del chiraquismo implica un escenario de nuevos equilibrios, muchos de ellos relacionados con la candidatura pujante de Sarkozy. Arnaud Lagardère se ha apresurado a reforzar el pacto de amistad con el ministro del Interior, cuya vocación inquisitorial ya había adquirido dimensiones sorprendentes cuando consiguió que le editorial francesa First se abstuviera de publicar las memorias apócrifas de su esposa.

La prensa francesa ha destapado varios escándalos de Villepin, quien ha decidido acudir a los tribunales:

Dominique de Villepin no ha podido evitar que salieran al mercado artículos y libros que le relacionan con el escándalo Clearstream, pero ha llevado a los tribunales a sus autores porque le atribuyen un papel conspiratorio en la trama de los paraísos fiscales luxemburgueses

Que el seno político intente acallar a la prensa, no es la primera vez que ocurre, según cuenta Amón:

También le acusan de haber urdido un plan para teminar con la carrera de Sarkozy. Incluso le reprochan haber escondido el informe que probaba la inocencia de Sarko. La decisión de querellarse no ha gustado en el seno del propio Gobierno. Empezando por el ministro de Empleo Jean-Louis Borloo, consternado porque Villepin quisiera amordazar a la prensa tal como hizo Chirac recientemente al recomendar el sacrificio de un periodista de Canal Plus: Karl Zero que cometió la torpeza de dedicar un filme en clave irreverente al presidente de la República

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído