Blogger encarcelado en EEUU por no revelar fuentes

(PD/Agencias).- Un joven periodista independiente, responsable de un ‘weblog’ de información, ha sido encarcelado esta semana en EEUU acusado de obstrucción a la Justicia, tras haberse negado a entregar a un juez unas imágenes grabadas en una manifestación en contra de una reunión del G-8.

Fuentes judiciales informaron de que Joshua Wolf, de 24 años de edad, permanecerá «confinado en un entorno adecuado hasta que acepte testificar o entregar la información» que se le reclama desde el pasado mes de febrero, según ordenó el juez William Alsup en un tribunal federal de San Francisco.

La encarcelación no podrá exceder el tiempo que dure la investigación judicial, y en ningún caso podrá ser prolongada más allá de los 18 meses.

Arrestado al final de la audiencia en el tribunal, el joven fue trasladado a la prisión federal de Dublín, cercana a San Francisco. Mientras, en su propio ‘blog’, su madre ha hecho un llamamiento para recaudar fondos a base de donativos y poder costear su defensa

Desde el pasado mes de febrero la Justicia solicita a Joshua Wolf las imágenes que tomó de una manifestación de grupos denominados ‘alterglobalización’ el 8 de julio de 2005 en San Francisco, que terminó en incidentes violentos entre varios participantes en la marcha de protesta y las fuerzas de orden público.

Miller y la Justicia, de nuevo
Al mismo tiempo, un tribunal federal de apelaciones ha autorizado el estudio de las declaraciones de las llamadas telefónicas de dos periodistas del ‘New York Times’, Judith Miller (conocida por el caso Plane, por el que estuvo encarcelada 85 días por no revelar sus fuentes) y Philip Shenon, para intentar identificar sus fuentes en un asunto que se remonta a otoño de 2001.

Poco antes de los atentados del 11-S, ambos periodistas obtuvieron información confidencial sobre la intención del Gobierno de EEUU de congelar los bienes de dos organizaciones musulmanas de beneficencia, y los dos periodistas llamaron a estas organizaciones para buscar declaraciones.

Según la agencia AFP, el derecho federal estadounidense no incluye disposiciones precisas y claras sobre protección de fuentes a las que un periodista pueda acogerse.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído