Facinerosos nacionalistas, sacos de sal y la fideuá del PP

(PD/Agencias).- Barcelona va camino de convertirse en la capital d ela intolerancia. Suena fuerte, pero que le pregunten a Ciutadans de Cataluña, cada vez que organiza una conferencia, a los centenares de miliotantes del PP, que este domingo se aprestaban a compartir una fideuá en plena calle Diagonal.

Con motivo de la celebración de la fiesta mayor del barrio, el Partido Popular había convocado en la plaza Valdivia a una fideuada a la que asistían 500 personas.

Todo estaba listo al mediodía. La gente charlaba, las dos enormes cazuellas parecían listas y el ambiente resultaba casi entrañable.

Fue entonces cuando aparecieron los primeros facinerosos. Irrumpieron de repetente y colgaron en los árboles de la plaza una pancarta con el lema «Fuera fascistas», acompañada de la bandera independentista». Los asistentes, que deberían haber aprendido ya que en Cataluña corre riesgo físico el «no nacionalista», se volvieron atónitos.

Tan atónitos que no vieron a los compinches de los primeros jóvenes independentistas, que se colaban por detrás y a toda prisa echaron «cubos de sal y otros productos que no se sabe qué son» a las cazuelas, arruinando la comida que estaba a punto de ser servida.

Concluida la faena y muy divertidos, los ocho facinerosos escaparón a todo prisa con grandes risotadas.

LA PROTESTA DEL PP

El PP ha presentado denuncias ante los Mossos d’Esquadra, Policía Nacional y Guardia Urbana, y critica «la proliferación de acciones violentas contra sedes del partido».

También lamenta «la ausencia de detenidos y procesados» por estos episodios, lo que les confiere «total impunidad», en palabras de su presidente en el Ayuntamiento de la ciudad, Alberto Fernández Díaz.

Antes de la «gracia» de la sal, el miércoles, los independentistas pintarrajearon la fachada de la sede del PP en el distrito de Les Corts.

Aparecieron varias pintadas en la puerta y paredes en las que se podía leer la frase: «Las paredes no callarán hasta que la tierra sea libre», acompañadas por las siglas del PP con un círculo de mira de una escopeta, y los símbolos de la hoz y el martillo y la estelada independentista.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído