Albert Rivera no es un mamón

Una revolución cívica,pese a todo, se ha puesto en marcha en Cataluña. Son los Ciutadans de este adán de Rivera que viene con ganas de echarle sosa caústica a los orines de la charca nacionalista y dispuesto a denunciar el mangoneo del tanto por ciento. Un J.A.S.P., que decíamos, sin complejos y no mamón. Haylos.

La pútrida Administración catalana, el desvergonzado servilismo de una prensa amaestrada dedicada al buen yantar y a silbar a la vía nacionalista ha derivado en una sociedad desencantada y hastiada de unos elitistas sacamantecas que no hacen sino acrecentar la difícil tarea de sobrevivir de sus sumisos sustentadores.

Han sido el bombazo de este uno de noviembre adelantado. Todo según tal cual, menos Ciutadans. “La verdad es que es un milagro y tiene un mérito… y es la buena noticia del día, del mes… y no sólo por la ideas”, decía contento Pedrojota Ramírez en una COPE entusiasmada de Federico.

Y es que dice la historieta que había una vez un monarca que, preocupado por la continua merma en la recaudación de impuestos, interroga, delante de toda la corte y bajo pena de muerte, a su tesorero.

-O me das una explicación clara, o señalas al culpable de robar mis arcas, o te mando degollar.

-Si me hacéis traer un bloque de hielo, os lo explicaré todo.

El bloque fue traído, y el tesorero pidió que se pesara. Después pidió que el bloque fuera pasando de mano en mano entre todos los cortesanos, incluyendo al rey. Y al final lo pesó otra vez.

-¿Lo veis, majestad? El hielo ha disminuido considerablemente de peso. Nadie ha robado nada, pero incluido vos, todos se han mojado las manos.

Por la mañana de la COPE ha pasado un Piqué autocomplaciente que se subió a hacerse la foto a la viga del stableshment catalán. Por la misma emisora ha pasado un Albert Rivera que ni se le llama para la foto ni, según ha reconocido, está dispuesto a subirse a la viga.

«Ahora es el momento para empezar a cambiar Cataluña, con una mentalidad de gente que no seamos nacionalistas y que vayamos por la vía de los derechos individuales y no de los derechos de los territorios, como piden algunos.»

Albert Rivera, Antonio Robles y José Domingo, «la nueva oposición que nunca ha habido en Cataluña.» Y confesados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído