Rafael Vera, al aparato

Los días 11, 12, 13 y 14 de marzo fueron asquerosos. Doscientos muertos de ETA; doscientos muertos de ETA o Al-Qaeda; doscientos muertos de Al-Qaeda; los mismos doscientos de Aznar. Muchas veces ha dicho el malhadado Zaplana que tenían la sensación de ir varias horas por detrás del PSOE. Casimiro García-Abadillo firma que no eran varias horas: Rafael Vera, desde la alcantarilla que le había preparado Rodríguez-Ibarra, les adelantaba días. Luego vinieron los premios.

Rafael Vera, la rata más grande del gobierno GAL, consiguió escaquearse de casi todos los sumarios relacionados con el crimen de Estado. Tuvo que ser por el secuestro del pobre Segundo Marey por el que se viera el tenebroso funcionario entre rejas. El secuestro y el robo de fondos reservados. Tanto monta. Pero, sin todavía cumplir la cuarta parte de su condena, este individuo fue excarcelado por el gobierno de Zapatero Presidente. ¿El premio?

En una Carta al Director de El Mundo titulada «Del GAL al 11-M» , el 27 de agosto de 2006, Pedrojota Ramírez se preguntaba:

«¿Quién está ahora realizando un último -o penúltimo- pago por el suyo? ¿Rubalcaba? ¿González? ¿Zapatero? Y, sobre todo, ¿qué es lo que ahora sabe y calla Rafael Vera?»

Este lunes, su mano derecha, Casimiro García-Abadillo, no ha hecho más que empezar a darnos las claves. La persona que fue adelantando al PSOE los pasos que daba la Policía en las horas inmediatamente posteriores al 11-M era Rafael Vera.

«Este ex secretario de Estado para la Seguridad de González, informaba telefónicamente a la dirección socialista. Lo hacía, apunta, desde un despacho que puso a su disposición el presidente de la Junta de Extremadura. Desde ahí, el 12 de marzo ya trasladó al PSOE que al día siguiente habría detenciones de islamistas. Su fuente, según el propio ex secretario de Estado, era la juez antiterrorista francesa Laurence Levert

Federico Jiménez Losantos, que recibe todos los días una llamada antes de cenar del director de El Mundo, decía que nos vamos a ir enterando de más cosas. Y Losantos no habla al buen tuntún:

«La mañana del 11-M Rafael Vera le dice al presidente de la Junta de Extremadura que quiere un despacho con los teléfonos seguros para coordinar ¿qué?, pues no lo sabemos, pero nos iremos enterando«.

Vera se confirma en el 11-M. Casimiro y sus compañeros lucharán contra viento y marea por darnos todas las claves. Nos iremos enterando. A pesar de muchos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído