‘Resulta que Otegui quiso condenar’ pero no le dejaron

'Resulta que Otegui quiso condenar' pero no le dejaron

La cosa es que la que han dado en llamar ‘izquierda abertzale’ mientras ha durado «el proceso», para que se nos olvidara que era Batasuna, sigue sin condenar los atentados de ETA. Pero «resulta que el líder de la ilegalizada Batasuna, Otegui, quiso condenar el atentado de la terminal 4 de Barajas«, pero no le dejaron sus correligionarios. Lo cuenta el periodista de las mil y una fuentes Fernando Jáuregui. Y siguen sonando las gaitas mientras Etasuna sigue a lo suyo. Y las Nekanes, también. Por cierto, ¿por qué no incoa procedimiento de ilegalización del PCTV el fiscal Cándido?

Funcionaban como siameses pero los separaron: Pilar Cernuda para Onda Cero y Fernando Jáuregui para Punto Radio. Periodistas de toda la vida con fuentes solventes que van un poco más allí de lo que es la información de agencia. Hoy tocaba Fernando. Hoy tocaba atentado, y demás.

«Resulta que el líder de la ilegalizada Batasuna, Otegui, quiso condenar el atentado de la terminal 4 de Barajas cuando se produjo. Lo quiso hacer muy pocas horas después de que se cometiera, según me cuentan, pero resulta que en la Ejecutiva de Batasuna, es decir en la Mesa Nacional, le tiraron la idea abajo.

Y, a pesar de eso, Otegui pensó en tirar hacia adelante y condenar aunque fuese a título personal la acción, pero le dijeron que eso iba a producir una escisión muy seria en Batasuna… Ahí estaba Rufino Etxeberria, que es el más cercano a ETA, y que esto podría ser bastante peligroso.»

Hasta la saciedad se está repitiendo la tesis de una ETA buena y una ETA mala. Otegui no condenó porque no le dió la gana. Otros antaño han querido y lo han condenado, con un par… Otegui, según Jáuregui se ha acongojado con Rufino Etxeberria, «el más cercano a ETA» porque «esto podría ser bastante peligroso«. Huelgan comentarios.

«Esto viene de fuentes muy solventes, policiales, que también me han dicho que el atentado de Barajas no lo pudieron cometer menos de diez personas. Ellos barajan entre diez y quince.»

Yo condeno; tú condenas; él no condena. Porque no quiere. Porque es etarra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído