Los progres y los pseudo derechos

«A los progresistas les encanta hablar de tal o cual derecho humano, como el derecho a la sanidad, la comida o la vivienda. Ese uso del término «derecho» se hace con segundas intenciones. Un derecho, como el derecho a la libertad de expresión, no impone ninguna obligación a otros, aparte de la de no interferir. El presunto derecho a la sanidad, la comida o la vivienda, ya se los pueda permitir una persona o no, es algo completamente diferente, porque impone obligaciones a otros.

Si una persona tiene derecho a algo que no produjo, eso implica necesariamente que otra persona no tiene derecho a algo que sí produjo. Eso se debe a que, puesto que no existen ni Santa Claus ni el ratoncito Pérez, el Gobierno necesita, para darle un dólar a un norteamericano, intimidar, amenazar y coaccionar para confiscarle ese dólar a otro. Me encantaría escuchar la defensa en términos morales de coger lo que pertenece a una persona para dárselo a otra. Hay personas que necesitan ayuda. La caridad es una de las motivaciones humanas más nobles. El acto de echar mano al bolsillo de uno para ayudar al prójimo que lo necesita es digno de valor y elogio. Pero echar mano al bolsillo de otro es despreciable y digno de condena.»

Walter Williams, «El capitalismo es superior moralmente«, 15/06/07

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído