Los diputados gallegos cobran por gastos cada año 25.104 euros que no tributan

El Gobierno bipartito gallego, integrado por PSOE y BNG, reeditará el código de conducta por el que renuncia a utilizar el periodo de campaña electoral, previo a las próximas elecciones generales del 9 de marzo, para hacer inauguraciones o puestas en servicio de obras públicas. Si en las elecciones de mayo no lo cumplieron, en estas no habrá que hacerse ilusiones. Tampoco es que haya mucho por inaugurar.

Se siguen tirando con todo en el bipartito. El secretario general del PSdeG-PSOE, Ricardo Varela, expresó ayer su convicción de que la cercanía de la elecciones es lo que ha hecho «patinar» al BNG «en el ámbito de las relaciones institucionales», si bien insistió en las fluidas relaciones entre ambos socios del Gobierno.

Los rifirrafes entre el primer mandatario gallego y su número dos y socio de gobierno por las consecuencias de la visita del ministro de Cultura a la Biblioteca pública de Santiago y la ausencia de la titular de Cultura del bipartito en el acto presagian un «combate político» caliente hasta el 9 de marzo próximo.

En opinión de Feijóo, la «obsesión» de los socios del Gobierno autonómico es «conseguir más protagonismo que el otro», lo que, según detecta, «da una imagen de deterioro permanente y progresivo del bipartito». «Mientras eso pasa, Galicia pierde», afirmaba el líder popular tras la reunión que la ejecutiva del Grupo Parlamentario mantuvo en la ciudad de Pontevedra.

El 25 de julio, Día de Galicia, se cumplen 23 años desde que TVG comenzó a emitir desde unas instalaciones provisionales en Bando (Santiago). Ahora la compañía piensa ya en ampliar su actual sede en San Marcos, desde la que también el 25 de julio iniciará su programación el segundo canal. Nadie se expone a adelantar cifras, aunque sólo la puesta en marcha de un segundo canal, tanto analógico como digital, puede suponer un desembolso de unos 5 millones de euros.

Al mismo tiempo nos enteramos que la TVG se hunde en audiencia. La televisión pública autonómica no consigue remontar el vuelo desde que llégó el bipartito al gobierno y cerró 2007 con su peor dato de audiencia en sus más de veinte años de historia. La TVG completó el pasado año cayendo hasta el 14,1 por ciento de audiencia media, tres décimas menos que 2006, pero casi tres puntos por debajo de antes del cambio de color en la Xunta. La caida libre en que parece sumido el ente público autonómico se acentuó incluso en diciembre, cuya cifra mensual de audiencia se situó en el 13,7 por ciento.

El diputado del BNG en el Congreso Francisco Rodríguez volverá a la docencia y descarta su integración en la Xunta. El parlamentario nacionalista en la Cámara Baja considera que los gallegos sí tienen clara la utilidad del Bloque en la política estatal. El que se vendió por un plato de lentejas para salvarle el pellejo a Maleni.

El portavoz de Cultura del Grupo Parlamentario del PPdeG, Ignacio López-Cháves, denunció hoy que el ‘grave deterioro de las relaciones’ entre el PSdeG y el BNG, que dio lugar a ‘un enfrentamiento’ entre los socios de gobierno, es el causante ‘del bloqueo en la gestión cultural gallega’. Después del Gáias, mejor están callados en materia de política cultural.

Viven y tributan como reyes. Cobrar por término medio un mínimo fijo de 4.200 euros mensuales y tributar sólo por la mitad. Eso es lo que hacen los diputados gallegos desde que ellos mismos acordaran modificar sus formas de retribución hace ya casi dos años, en marzo de 2006. Además de los 2.075 euros de la asignación fija y de los 2.092 mensuales de indemnización, también se abonan a los diputados cuatro viajes fijos al mes para reunirse con su grupo parlamentario, todo tipo de viajes oficiales en transporte público (ya sea avión, tren, automóvil o barco) y 0,25 euros por kilómetro si el desplazamiento es en su propio vehículo. Por supuesto, el peaje de la autopista corre a cuenta de las arcas autonómicas.

Sigue la pasión por contratar a dedo en la Xunta. La CIG alertó de que el director de Benestar, Andrés Vázquez Piñeiro, ocupa, a falta de una prueba y de la entrevista personal, el primer lugar en el proceso de selección para ganar la plaza que ha desempeñado desde enero de 2007, cuando fue «nombrado a dedo» bajo el «amparo» del Vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, y del Gerente del Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, Lois Castrillo.

A vueltas con el topónimo. El siempre mudable e inconstante Javier Losada mostró ayer su comprensión hacia los defensores de la L de A Coruña y en un discurso muy similar al que durante décadas mantuvo su antecesor apoyó la convivencia de los dos topónimos en castellano y en gallego. El alcalde defendió en una entrevista a Radio Galega que cada ciudadano «utilice el nombre que crea conveniente».

Francisco Vázquez vuelve a La Coruña desde su exilio dorado y carga contra los nacionalismos:

Es incomprensible que a un niño de 4 o 5 años, cuya lengua materna sea el español, en el colegio se le acose y se le imponga el uso de otra lengua. Es la sociedad la que tiene que resolver y recapacitar sobre los cimientos que estamos poniendo, y sobre la agresión que pueden sentir las personas que, como yo, tienen como lengua el español. Ello no representa ninguna contradicción con el compromiso y el amor por Galicia. Es decir, ser galleguista no quiere decir ser nacionalista, son cosas diametralmente opuestas, que yo tuve muy claras y, además, tuvieron muy claro los electores que durante 24 años votaron mayoritariamente mi candidatura, y con esto he dicho bastante.

NO TE PIERDAS

Pedro Arias Viera reflexiona sobre la Iglesia, la democracia y la libertad:

En España se ha encontrado con una política gubernamental que se propuso una transformación radical de la política de la intimidad, de la formación ideológica en la enseñanza y de la concepción de la ética colectiva. Ha tratado de cambiar los fundamentos mismos de la concepción cristiana de vida y de sus unidades sociales básicas, de los derechos de los padres a la formación de los hijos y del valor de la herencia moral adquirida.

Y este de yapa de Ignacio Camacho.

LA BURRADA DEL DÍA

La directora xeral de Fomento da Calidade da Vivenda, Encarna Otero Cepeda, dice que «el maltrato «es un verdadero terrorismo, del que la sociedad tiene que hacerse responsable en su conjunto». El maltrato en todas sus formas es despreciable. Pero de ahí a equipararlo con el terrorismo… Es como si pusiéramos a los coches bomba de ETA en el mismo lugar que los accidentes de tráfico.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído